El sector turístico balear (compañías aéreas, hoteleros y agencias de viajes) está estudiando presentar una denuncia penal, a la que podría sumarse el Govern, para exigir la restitución de las pérdidas económicas causadas por la decisión de los controladores de ausentarse de sus puestos de trabajo durante casi un día, lo que provocó el cierre del espacio aéreo.

Así lo ha informado tras la reunión mantenida esta tarde entre el sector turístico y la consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, la presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares (Aiba), Silvia Riera, quien ha indicado que los servicios jurídicos de las distintas empresas turísticas están analizando si se presenta una demanda conjunta como patronal o por separado, al tiempo que se unirá a las iniciativas nacionales y regionales que se presenten "contra Aena o contra quien corresponda".

Por su parte, Barceló, ha manifestado que los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico también están estudiando la posibilidad de sumarse a la demanda penal que presente el sector turístico de las islas, mientras que, por otro lado, ha anunciado que el Govern está elaborando una campaña "extraordinaria", que se llevará a cabo de forma inmediata, a través de las oficinas de Turespaña, sobre todo, en el Reino Unido y Alemania, con el fin de informar de que ya se ha normalizado la situación del espacio aéreo.