El Ayuntamiento de Ibiza gestionará un presupuesto de 49,8 millones de euros el próximo año, un 4% menos de lo administrado este ejercicio.

La alcaldesa, Lurdes Costa, y el primer teniente de alcalde, Santiago Pizarro, han presentado este jueves las cuentas de la institución para el año próximo, unas cantidades que no habrían descendido si se pasan por alto los 5 millones que la Conselleria balear del Govern aportó este año para ejecutar inversiones en dos escuelas del municipio.

En lo referente al capítulo de inversiones, tan solo 500.000 de los 5,37 millones que tienen que ver con este apartado provienen de otras administraciones.

Sobre esta cuestión, la primera edil ha destacado el "difícil" momento que sufren las corporaciones locales en el ámbito económico.

En este sentido, desde el Consistorio remarcan que, mientras que han ido aumentando los servicios que se ofrecen a los ciudadanos -la institución recuerda que el próximo año se abrirá la nueva escuela de Can Cantó-, cada vez reciben "menos financiación".

Sobre ello, la Corporación municipal ha resaltado que, "si esta situación se mantiene mucho más tiempo, puede llegar a ser dramática". En lo que a los ingresos respecta, Vila ha indicado que continúan bajando las ayudas procedentes de otras administraciones.

Así, Así, si en 2010 se reconocieron ingresos externos por valor de 18,8 millones de euros -un 36% del total-, el próximo año estos no llegan a los 12 millones -un 23% del total-.

También en este capítulo, Costa ha destacado la "buena respuesta" de los ciudadanos a la hora de cumplir con sus obligaciones tributarias, lo que, bajo su punto de vista, ha permitido al Ayuntamiento seguir haciendo las inversiones y dando los servicios necesarios "para garantizar una mejora de la calidad de vida de la ciudadanía".

En lo que al gasto se refiere, la Corporación municipal ha hecho hincapié en que sigue aplicando una "rigurosa" contención de "todas" las partidas para cumplir "escrupulosamente" con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y con el Plan Económico y Financiero.

Así, sin contabilizar el concurso para gestionar la zona azul, el gasto corriente disminuirá en 200.000 euros, ya que, según destaca el Consistorio, todas las concejalías han hecho un "esfuerzo" para ajustar sus cuentas.

Por ejemplo, el capítulo referente al gasto de personal experimenta una bajada del 4,3% como resultado del cumplimiento de la Ley de medidas urgentes aprobada por el Gobierno central, que ha obligado a reducir el sueldo a todo el personal de la Corporación.

El Ayuntamiento ha remarcado que esta disminución "podría ser aún mayor si no fuera porque la institución asumirá el 2011 la puesta en marcha de la guardería de Can Cantó", construida por el Consell de Ibiza.

Vila considera que este servicio, que prevé la contratación de siete personas, es "prioritario para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar".

El Consistorio ha hecho también hincapié en que, "a pesar de la difícil situación económica", "se consolida la aportación a las políticas sociales y de creación de empleo con 4,8 millones de euros -el 8,6% del total- y se mantiene la aportación de 220.000 euros al Fons Pitius".

Finalmente, la alcaldesa ha destacado que, pese a la crisis económica, esta ha sido la legislatura "con más inversión pública de la historia en la ciudad".

Según esta afirmación, durante estos cuatro años, la inversión municipal -incluyendo las actuaciones financiadas por Gobierno central a través del Plan E- ha sido de más de 45 millones de euros.

Desde el Consistorio sitúan la inversión total en 70 millones de euros, si se cuentan las actuaciones llevadas a cabo por el Consorcio Eivissa Patrimonio de la Humanidad -integrado también por el Consell, el Govern y el Gobierno central- y la empresa pública IMVISA.