Una veintena de veterinarios de Seaga se han encerrado este jueves en la sede de la Xunta en Lugo para demandar una entrevista con el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez.

En el encierro han participado representantes de la CIG y de la Federación Rural Galega (Fruga), que acompañan a estos veterinarios que forman parte del comité de empresa de Seaga y han amenazado con permanecer en este lugar hasta obtener una respuesta afirmativa al encuentro con Juárez.

En el hall de la sede administrativa han portado una pancarta en la que se podía leer: 'Defendemos a identificación da nosa carne. A Xunta funde os servicios públicos agrarios' —'Defendemos la identificación de nuestra carne. La Xunta funde los servicios públicos agrarios'—.

La protesta se enmarca dentro de las movilizaciones contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la empresa de capital público y ante lo que interpretan como el "desmantelamiento de un servicio público".

Críticas de fruga

El secretario en Galicia de Fruga, Xurxo Álvarez, se ha sumado al encierro al amparo de que se trata de "defender un servicio público, donde se garantice la trazabilidad de la carne".

Ha advertido que con la supresión de la figura del veterinario identificador "aparecerán problemas, si la Xunta sigue cabezoneando con esta privatización y que el control lo haga quien le de la gana". Incluso ha presagiado que el "mercado se va a resentir, y lo van a pagar los productores".

Sobre el Gobierno gallego, Álvarez ha concluido que "no son como los del PP de antes que te echaban a patadas, pero con sus rezos del Opus te tratan de convencer de que no hay nada que hacer". "Llevamos cuatro entrevistas pedidas y no se da contestación ninguna y decidimos hacer un encierro indefinido hasta que nos reciban o hasta que nos eche la policía", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Lugo.