Atacan el coche oficial del príncipe Carlos
El vehículo oficial del príncipe Carlos de Inglaterra tras el ataque. DANIEL DEME / EFE

Miles de estudiantes llegados de distintos puntos del país se congregaron en torno al Parlamento de Londres para protestar contra la subida del coste de las matrículas universitarias, sobre la que votó este jueves la Cámara de los Comunes, que apoyó la propuesta. Se produjeron detenciones, altercados, enfrentamientos con las fuerzas del orden y un incendio

Además, varios manifestantes atacaron el coche oficial en el que viajaban el príncipe Carlos y su esposa Camilla, que no resultaron heridos, según informaron fuentes de Clarence House, residencia oficial del heredero al trono británico.

Ambos se dirigían hacia un local del centro de la ciudad para asistir a un espectáculo y el coche recibió el impacto de un globo lleno pintura blanca, que rompió una ventana del vehículo, que también quedó cubierto parcialmente de pintura, según las fuentes.

El primer ministro británico, David Cameron, condenó la violencia mostrada en la protesta. Durante la manifestación hubo una veintena de heridos, entre ellos al menos seis policías. También se produjeron diversas detenciones, varios altercados, enfrentamientos con las fuerzas del orden -que aplicaron duras tácticas de contención- y un pequeño incendio.

Un total de 323 diputados votaron a favor de la polémica iniciativa del Ejecutivo

Un total de 323 diputados votaron a favor de la polémica iniciativa del Ejecutivo de coalición conservador-liberaldemócrata, frente a 302 que lo hicieron en contra, lo que supone una mayoría de 21.

La ira de los manifestantes se dirigió sobre todo contra el partido liberaldemócrata, minoritario en el Gobierno de coalición con los conservadores, al que acusan de haber roto su promesa electoral de oponerse a esa medida.

La coalición que preside David Cameron ha decidido triplicar el precio de las matrículas universitarias hasta un tope de 9.000 libras anuales (10.710 euros). Varios diputados liberaldemócratas se han opuesto al plan, defendido, sin embargo, por el líder del Partido, Nick Clegg, y su correligionario, el ministro de Empresa, Vince Cable.

Éste afirmó en la Cámara de los Comunes que los planes del Gobierno son justos y servirán para mantener la calidad de las universidades. El voto de este jueves representa la culminación de varias semanas de divisiones políticas en torno a este tema y de ruidosas manifestaciones de estudiantes, que han llegado a ocupar algunas universidades del país en señal de protesta.

"Propuestas dañinas"


El responsable de Educación de la oposición laborista, John Denham, dijo que el incremento de las matrículas se debe a la decisión del Gobierno de recortar drásticamente la financiación de las universidades.

Para atemperar el efecto de las medidas propuestas, el Gobierno requerirá de las universidades que protejan de algún modo la posibilidad de acceso a los estudiantes más pobres siempre y cuando sus matrículas universitarias superen las 6.000 libras anuales (7.140 euros).

Aaron Porter, presidente del Sindicato Nacional de Estudiantes, instó a los diputados a hacer "algo que les honre, votando en contra de tan dañinas propuestas".

La elevación de las matrículas afectará sólo a los estudiantes de Inglaterra ya que en Escocia la enseñanza superior sigue siendo gratuita y el Gobierno de Gales ha prometido a los galeses que no tendrán que pagar más que ahora aunque estudien en universidades inglesas. El Gobierno norirlandés no ha decidido de momento qué hará.