El Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunitat Valenciana (PATFOR) propone establecer un nuevo programa de pago por servicios ambientales para, de este modo, "compensar" a los propietarios forestales por su gestión, según ha confirmado la directora general de Gestión del Medio Natural, María Ángeles Centeno.

Según ha señalado Centeno en un comunicado, "en la actualidad, los ecosistemas forestales no son lo rentables que desearíamos pero, sin embargo, proveen a la población de servicios ambientales de gran valor como agua, suelo, reducción de riesgos, ocio o biodiversidad que no aportan una contraprestación. "Lo que se pretende, a través del nuevo Plan de Acción Territorial Forestal, es que los propietarios o gestores forestales puedan recibir una compensación económica directa por esos beneficios", ha apuntado.

Esta es una de las medidas que se recogen en el borrador del nuevo Plan de Acción Forestal de la Comunitat Valenciana debatido este jueves en el taller de participación que ha presidido la directora general de Gestión del Medio Natural, quien ha señalado que esta iniciativa cierra un ciclo de tres jornadas en las que representantes de los principales sectores especializados en el mundo forestal han debatido este documento con el objetivo de que esté "lo más consensuado posible" y que sea el que salga a exposición pública durante el primer trimestre del próximo año.

Entre los asistentes se encuentran los principales interesados del sector forestal, como son los propietarios forestales y agrícolas, administraciones públicas, organizaciones profesionales, centros de investigación, empresas forestales, grupos conservacionistas o asociaciones deportivas y de esparcimiento.

Modelo definido "desde el consenso"

La directora general ha indicado que la Generalitat apuesta, con este nuevo Plan que propone un conjunto de actuaciones para desarrollar durante los próximos 15 años, "por construir un nuevo modelo de gestión forestal, definido desde el consenso".

"El objetivo es que, a través de la implantación de este nuevo modelo de gestión forestal, se pueda obtener una mayor rentabilidad a los montes valencianos, que los propietarios puedan obtener un beneficio de sus tierras y que además, la sociedad reconozca el valor que la superficie forestal tiene realmente, así como los servicios ambientales ofrecidos por los bosques como la producción de biomasa, la captura de carbono o la conservación de la biodiversidad", ha explicado Centeno.

El Plan de Acción Territorial recoge una serie de programas de actuaciones en montes gestionados por la Generalitat tanto para la reducción del riesgo de inundación, para la prevención y reducción del riesgo de desertificación, de la recarga de acuíferos o de mejora selvícola, entre otros.

Otro de los bloques en los que se divide el plan es un compendio de recomendaciones técnicas para usos y aprovechamientos forestales con el objetivo de mejorar la gestión y provisión de servicios.

"En la actualidad, una de las carencias del sector es que no existen manuales o guías de buenas prácticas, adaptadas a la realidad del monte mediterráneo, de ahí que desde el Plan se recojan una serie de recomendaciones, de carácter voluntario, para ayudar a los gestores en la toma de decisiones diarias", ha señalado.

En concreto, se establecen orientaciones de selvicultura básica adaptadas al escenario bioclimático actual y futuro y un conjunto de recomendaciones para una selvicultura más específica, orientada a la producción de trufas, corcho, setas, paisaje o regulación hidrológica, entre otras.

Durante este tiempo se han realizado más de 70 entrevistas con agentes representativos del sector, más de 800 encuestas a los ciudadanos, y tres talleres intersectoriales. Tras los talleres y las aportaciones que en ellos se produzcan se conformará el documento definitivo que saldrá a exposición pública durante el primer trimestre del año que viene.

Consulta aquí más noticias de Valencia.