Aspecto de la manifestación en Rabat (EFE)
Aspecto de la manifestación en Rabat (EFE)
La manifestación, convocada por los partidos políticos, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil marroquíes, transcurrió sin incidentes mayores por las principales avenidas del centro de Rabat.

Los manifestantes pidieron el boicoteo de los productos de Dinamarca, país en el que fueron publicadas las caricaturas, y unos jóvenes quemaron una bandera artesanal de Noruega, donde fueron reproducidas después las polémicas viñetas, en medio de los aplausos de los asistentes.

Los manifestantes portaban pancartas escritas en árabe, francés, español e inglés en las que se pedía respeto para el Islam por encima del derecho a la libertad de expresión.

 

El Islam es un mensaje de tolerancia y de paz para todos los que saben apreciarlo

En las pancartas se podían leer eslóganes como "El Islam es un mensaje de tolerancia y de paz para todos los que saben apreciarlo", "No a la libertad anárquica, sí al respeto de los valores y la ética" o "Nuestra diversidad cultural es un patrimonio de la humanidad".

 

"Si respetas, te respetarán", "Todos por el respeto de todos", "Reíd pero llorad al mismo tiempo", "Reír es un derecho, ridiculizar una infamia" o "Por el respeto de todas las religiones" eran otros de los lemas.

Pancartas contra los daneses

Otras pancartas atacaban directamente a Dinamarca, como por ejemplo "Dinamarca desvela su xenofobia y su intolerancia religiosa", "Por su islamofobia, Dinamarca amenaza los fundamentos de la construcción de nuestra ciudad planetaria" o "Los daneses son monos y perros".

En la manifestación participaron algunos ministros del gobierno de coalición marroquí, así como representantes de los principales partidos políticos y organizaciones sindicales.

Otras manifestaciones contra las caricaturas de Mahoma se han celebrado en Marruecos durante los últimos días, convocadas generalmente por asociaciones o partidos políticos islamistas.

Las autoridades marroquíes prohibieron la semana pasada la difusión en Marruecos de varios diarios europeos que reprodujeron las caricaturas del profeta Mahoma, que han originado violentas protestas en los países musulmanes.

NOTICIAS RELACIONADAS