El grupo municipal socialista ha denunciado que el convenio del Ayuntamiento con la Asociación Valenciana de Circo resulta "insuficiente" porque "no regulariza las actuaciones en la calle y continuará la persecución de los artistas callejeros". Por esta razón, ha pedido la "ampliación" del acuerdo para que contemple la posibilidad de "dar oportunidades a artistas más itinerantes, espontáneos y de diversas disciplinas".

El concejal socialista Juan Soto ha afirmado que es una "buena iniciativa" por parte de la asociación circense pero, en su opinión, "resulta poco ambiciosa por parte del equipo de gobierno, ya que se limita a una sola actividad artística y a un número muy reducido de emplazamientos", según ha informado este jueves la formación socialista en un comunicado.

El edil socialista ha considerado que este "limitado" acuerdo "excluye disciplinas como el mimo o la música y no contempla la posibilidad de dar oportunidades a artistas más itinerantes, espontáneos y de diversas disciplinas, que no van a estar cubiertos por el convenio y que en muchas ciudades europeas están regulados mientras que aquí se les seguirá persiguiendo".

Por ello, Soto ha reclamado la ampliación del acuerdo, dado que "no resuelve los problemas que padecen los artistas callejeros, que seguirán sin tener un espacio para sus actividades y que van a seguir trabajando al margen de la ley", ha denunciado.

El representante socialista ha explicado que el acuerdo que se ha presentado este jueves supone una pequeña y afortunada excepción para el mundo del circo, "pero el gobierno municipal seguirá considerando como sospechosos y presuntos alborotadores a la inmensa mayoría de artistas callejeros en lugar de valorar el arte en la calle como un elemento de creación artística y de enriquecimiento de nuestra cultura urbana".

"espacios de expresión artística"

"A estos artistas callejeros se les continuará aplicando una ordenanza represiva, sanciones e incautaciones de sus instrumentos como viene haciéndose hasta ahora", ha lamentado Soto, quien ha exigido que el arte "vaya más allá de los parques y se prolongue a las calles, a los centros históricos, haciendo de ellos espacios de expresión artística, dinámicos, propios de una ciudad mediterránea".

El convenio surge como respuesta al compromiso adquirido por el equipo de gobierno de estudiar la moción presentada por el propio Soto en septiembre de 2009, que reclamaba impulsar la creación de un circuito de puntos de actuación artística en la vía pública que sirviera para respaldar a los artistas que actúan en la calle al mismo tiempo que regulara la actividad de artistas como mimos, cantantes, músicos y teatro, en lugar de sancionarlos.

"Se hubiese tratado, en definitiva, de la creación de un circuito de puntos de actuación artística en la vía pública donde se podría tener definidos determinados espacios de actuación que incluso estuvieran identificados con una placa en la que además vendría reflejado qué condiciones técnicas, sonoridad, etc. estarían permitidos, de manera que se fomentara y regulara al mismo tiempo esta actividad, a través de un procedimiento de concesión de autorización ágil, descentralizado y automático", ha concluido Soto.

Consulta aquí más noticias de Valencia.