Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 16 personas y desarticulado una banda acusada de traficar con cocaína que se trasladaba desde Sudamérica a España a través de 'correos' humanos, la cual se distribuía después en zonas de ocio de Elche y Alicante, donde se asentaba la banda, según ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial alicantina.

Durante la operación, que comenzó el pasado mes de septiembre y ha contado con la colaboración de la Policía Judicial de Albacete, Puertollano (Ciudad Real), Barcelona y del Aeropuerto de Madrid-Barajas, los agentes han detenido a siete españoles y a nueve colombianos y han practicado cinco registros domiciliarios en Alicante y Elche.

La cocaína se introducía a través de 'correos' que viajaban en avión desde sus países de origen, en Sudamérica, y que en cada envío transportaban entre uno y cinco kilogramos, en el interior de su cuerpo o en el equipaje, a cambio de unos 6.000 euros. Una vez recibida la mercancía, ésta era manipulada y distribuida por el cabecilla, y entregada a otros miembros de la organización delictiva, quienes la redistribuían entre personas de un escalafón inferior.

La primera parte de la operación policial se ha desarrollado en las ciudades de Alicante y Elche, donde se arrestó a cinco colombianos y a un español. Asimismo, en el mes de noviembre se detuvo a otras tres personas en la localidad de La Gineta (Albacete) cuando, procedentes de Madrid, transportaban 1.208 gramos de cocaína para su redistribución en Alicante.

Finalmente, las pesquisas revelaron que uno de los 'correos', compuesto por tres personas, viajaba por vía aérea desde Lima (Perú) hasta Madrid, Barcelona y Alicante, y transportaba una determinada cantidad de cocaína, por lo que los agentes establecieron un dispositivo policial en los aeropuertos de Barajas y El Prat con la intención de interceptar y detener a los individuos implicados en este transporte.

Así, en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, se procedió a detener a un viajero procedente de Lima, con destino Barcelona y Alicante, al que se le intervino una maleta con ropa usada sometida a un procedimiento de impregnación en cocaína, de la que se obtendrían entre dos y cuatro kilogramos de esta droga.

Al mismo tiempo, en el Aeropuerto de El Prat se detuvo dos sujetos, que presuntamente estaban esperando al anterior detenido en Madrid para recoger la mercancía, manipularla y distribuirla.

Del mismo modo, dentro de la operación se han detenido a cuatro personas más en Alicante, que presuntamente formaban parte de un escalón inferior de la organización y se dedicaban a manipular la droga para su posterior redistribución.

En los cinco registros realizados, se han intervenido 1.325,8 gramos de cocaína pura, 10.875 gramos de ropa usada impregnada en cocaína, 33.500 euros, cinco vehículos, una motocicleta, dos balanzas de precisión y diversas anotaciones relacionadas con el narcotráfico.

Los detenidos han sido puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción competentes por el lugar de cada detención, en unión del atestado instruido, tal y como han señalado las mismas fuentes.