El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha explicado que las 300 obras de saneamiento y depuración declaradas por el Consejo de Gobierno como de interés para la comunidad autónoma, conseguirán elevar el nivel de saneamiento de aguas en la comunidad desde el actual 90 por ciento de población servida al cien por cien.

Durante su intervención en el Pleno del Parlamento, Díaz Trillo ha valorado que, con la puesta en marcha de este ambicioso plan de inversión, Andalucía dará respuesta a la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea, que obliga a los estados miembros a alcanzar el total de tratamiento de las aguas residuales en el horizonte de 2015.

Según ha expuesto el consejero, la ejecución de estas obras, contemplado expresamente en la Ley de Aguas de Andalucía vigente desde el pasado mes de agosto, supondrá una inversión total de 1.765 millones de euros, en 548 municipios y con un empleo asociado de 28.400 puestos de trabajo.

El titular de Medio Ambiente ha indicado que las obras, son fundamentalmente de construcción, adecuación y ampliación de estaciones depuradoras y colectores. Una vez se ha alcanzado la correcta depuración en la práctica totalidad de los grandes núcleos urbanos, el plan para 2015 se dirigirá a completar el mapa de saneamiento sumando a los núcleos rurales dispersos que aún presentan deficiencias.

Díaz Trillo ha destacado que la depuración de las aguas residuales supone un paso crucial en la preservación de la calidad de los ecosistemas naturales. En este sentido, ha insistido en que la depuración de las aguas permite devolver a la naturaleza el agua utilizada, como mínimo, en las mismas condiciones de calidad, contribuyendo a mantener unos ecosistemas saludables, lo que redunda en beneficio del medio ambiente y en la calidad de vida de los ciudadanos.

El consejero ha recordado que los proyectos programados para los próximos cinco años se añadirán a las obras que, por valor de más de 993,8 millones invertidos por la Junta, han hecho posible que desde 1992 Andalucía pase del 28 por ciento al 90 por ciento de población residente en municipios con infraestructuras de depuración.

Igualmente, Díaz Trillo ha matizado que para la completa optimización de este plan de inversiones se ha previsto aplicar a cada territorio la solución técnica más eficiente: mayor eficacia al menor coste posible. En este sentido, ha resaltado el trabajo que la Consejería de Medio Ambiente está llevando a cabo a través del Plan de I+D de Tecnologías no Convencionales, y de manera especial a través de la construcción de la Planta Experimental de Carrión de los Céspedes, gestionada por la Fundación Centa (Centro de Nuevas tecnologías del Agua) desde 1999.

El consejero ha observado que la principal vía de financiación para llevar a cabo el plan procederá del canon de mejora de infraestructuras, establecido por la Ley de Aguas de acuerdo con el principio de recuperación de costes. Este canon, incluido en los precios por el uso del agua, tiene carácter finalista y se reinvierte en obras de construcción, ampliación y mejoras de obras de saneamiento, como ya sucede en otras comunidades autónomas, donde ya se ha implantado para trasladar el principio de la repercusión de los costes de las infraestructuras del agua.

Inversiones programadas

Las mayores inversiones programadas corresponden a Málaga (390,1 millones de euros para 47 obras) Granada (373,04 millones para 69) y Almería (216, 95 para 38). Estas provincias, las que concentran las mayores necesidades al tener una población más dispersa que en el resto de Andalucía, son también las que acaparan más de la mitad del empleo total previsto, con 15.800 puestos de trabajo en su conjunto. El resto del plan de infraestructuras se reparte entre los 22 proyectos que se llevarán a cabo en la provincia de Cádiz (150,87 millones de euros); los 27 de Córdoba (106,6 millones); los 32 de Huelva (178,8 millones); los 37 de Jaén (164 millones), y los 28 de Sevilla (185,57).

En su intervención en el Parlamento, el consejero de Medio Ambiente hizo también referencia a la ejecución del Plan de Prevenciones contra Avenidas e Inundaciones (PCAI) aprobado en 2002 y cuyo horizonte temporal está fijado en 2015 con una inversión prevista de 1.235 millones de euros aportados por las Consejerías de Gobernación (1,2 millones), Obras Públicas (seis millones) y Medio Ambiente (424,3 millones de inversión junto con la Agencia Andaluza del Agua), la Administración General del Estado (675 millones) y los entes locales (128,6 millones).

El Plan, según ha indicado Díaz Trillo, identificó 273 puntos de riesgo por inundaciones en la provincia de Almería, 68 en la de Cádiz, 108 en la de Córdoba, 269 en la provincia de Granada, 55 en Huelva y su provincia, 71 en la de Jaén, 185 en la provincia de Málaga, 73 en la de Sevilla, lo que ha motivado hasta ahora la realización por parte de la administración hidráulica andaluza hasta 2010 de una inversión de 342 millones de euros para la ejecución del PCAI, cuya distribución por provincias es la siguiente: Almería 95,2 millones; Cádiz, 27,4; Córdoba 31,8; Granada 41 millones de euros; Huelva, 11,5; Jaén 15,9 millones; Málaga 91,6 millones, y Sevilla, 27,2.

Intervención de los grupos

En su turno de intervención, la diputada del PP-A Carolina González Vigo ha indicado que los plazos de la normativa Marco de Agua han sido "sistemáticamente incumplidos" por la Junta y que clama que Andalucía vaya en contra de la unidad de cuenca, "lo que puede llevar a problemas". Ha criticado que se han dejado de invertir más del 50 por ciento de los presupuestos de la Agencia Andaluza del Agua en los últimos años y que, a su vez, se hayan interpuesto cuatro nuevos cánones del agua.

González Vigo, que ha puesto en duda el cumplimiento en 2015 de la depuración del cien por cien de las aguas, ha pedido al Gobierno andaluz eficacia en los problemas que llevan a que las lluvias provoquen inundaciones en municipios. "Eso pasa porque no se ejecutan los presupuestos", ha apuntado la 'popular', quien ha criticado que aún no se hayan pagado todas las ayudas para los afectados de las inundaciones del pasado invierno.

Por su parte, el diputado de IULV-CA José Antonio Castro ha mostrado su alegría por el hecho de que la Junta haya declarado de interés de la comunidad autónoma las 300 obras de saneamiento y depuración necesarias para cumplir el mandato de la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea, si bien ha considerado que este hecho es "insuficiente", tanto por "escasa" la financiación como por la colaboración público-privada, "que nos aterra".

En esta línea, ha indicado que si en diciembre de 2015 se alcanza el cien por cien de las aguas depuradas "no estaremos cumpliendo todos los objetivos". Y es que, según ha explicado, "no sólo se trata de la depuración de las aguas sino del mantenimiento, la reutilización del agua, la reducción del consumo, la mejora de las prácticas agrícolas, la implantación de nuevos métodos de suministro, los procesos de descontaminación, la reducción al mínimo de los trasvases y, sobe todo, la recuperación del buen estado de todas las masas de agua".

Finalmente, el diputado del PSOE-A José Luis Blanco ha mostrado la solidaridad de su formación con las familias que se han visto afectadas por las últimas inundaciones. "Los desembalses los gestionan los técnicos y no los políticos", ha apuntado el socialista, quien ha considerado que el PP-A está intentando "pescar el río revuelto para sembrar el desconcierto y recoger votos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.