El consejero de Empleo, Manuel Recio, ha informado ante el Pleno del Parlamento sobre la reforma del Servicio Público de Empleo de Andalucía (SAE), una iniciativa "pionera" a nivel nacional, que pretende, según ha apuntando, una organización administrativa en materia de empleo más ágil, dinámica y que actúe conjuntamente con el ciudadano. El consejero ha pedido a los grupos políticos unidad en la lucha contra el desempleo.

Para el consejero, Andalucía debe contar con una organización administrativa en materia de empleo más ágil, dinámica y que actúe conjuntamente con el ciudadano. La reforma, según ha dicho, está llamada a ser ejemplo de las que se vayan a suceder en España, apuntando que la crisis económica ha motivado que las políticas activas de empleo se refuercen y reorganicen, con una mayor autonomía y eficacia en la gestión de los recursos.

Como resultado de su reforma, el SAE cambiará su naturaleza para convertirse en una Agencia de Régimen Especial. Para ello absorberá las competencias y responsabilidades de la actual Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), que pasará a extinguirse, según ha explicado Recio, quien ha apuntando que esta reforma está llamada a ser "ejemplo de las que se van a suceder en toda España", y su fin es "situar a cada desempleado en el centro de las políticas públicas".

Ha agregado que el refuerzo de la intermediación laboral será uno de los pilares en los que se apoye el nuevo SAE, que pretende convertirse en el servicio de referencia tanto para las personas que buscan un empleo como para las empresas que necesitan trabajadores. Dicha intermediación se complementará con un refuerzo de la orientación laboral, con un conjunto de acciones de información, formación y asesoramiento para mejorar la empleabilidad del demandante, y articuladas a través de itinerarios personalizados de inserción, según ha dicho.

Asimismo, las ayudas a la contratación por cuenta propia y ajena en empleos de calidad será otro de los principales fines, con incentivos que favorecerán a la inserción sobre todo en los sectores económicos relacionados con la sostenibilidad y los nuevos yacimientos de empleo. Además, según el consejero, la cultura emprendedora y el autoempleo se fomentarán especialmente como fórmula para incorporarse al mercado laboral.

El nuevo SAE será asimismo, según ha agregado, el encargado de gestionar los programas de la Formación Profesional para el Empleo, en los que las TIC tendrán un papel relevante. Así, con la puesta en marcha del Aula Virtual se les trata de brindar a todos los demandantes de empleo las mismas posibilidades de acceso a la formación, sin importar su lugar de residencia.

La integración del SAE en el servicio RedTrabaj@, gracias a un protocolo de colaboración entre el Ministerio de Trabajo y la Consejería de Empleo, permitirá a los ciudadanos conocer las ofertas y demandas de empleo existentes en toda España y el resto de países del Espacio Económico Europeo, así como las oportunidades de formación, según Manuel Recio.

La lucha contra las nuevas forma de fraude surgidas tras la crisis económica, y contra la economía sumergida, será otra de las líneas de acción prioritarias en las que se apoyará el nuevo rumbo del SAE. "Para la Junta de Andalucía es una prioridad detectar y erradicar este tipo de conductas que perjudican a trabajadores y empresarios, impidiendo una recuperación económica más rápida", según ha señalado el consejero.

Ha querido claro que el objetivo de su departamento es potenciar al máximo los servicios públicos de empleo y que todos los recursos estén optimizados, apuntando que, a partir de ahí, puede haber espacio para las agencias privadas de empleo. Ha anunciado además que para el primer trimestre de 2011 está previsto el II Plan de Formación Profesional.

Además, ha indicado que su consejería trabaja por la empleabilidad, que es que los trabajadores estén en mejores condiciones para que en cada momento pueden obtener un puesto de trabajo de calidad. Tras ser preguntado sobre si el SAE va a crear empleo, ha querido dejar claro que el empleo lo crea la inversión.

"POLITIZADA"

Por su parte, el parlamentario del PP-A José Loaiza ha indicado que lo que el SAE ha hecho hasta ahora de "poco ha servido", y ha preguntado en qué se va a cambiar con la reforma planteada lo que se ha hecho en los últimos años y si se va seguir con los mismos "vicios". La reforma, a su juicio, no sólo tiene que ser organizativa y estructural, sino que tiene que ser también una reforma de las políticas activas de empleo, de las políticas de formación y de las de intermediación, algo que, según ha dicho, su partido ve "difícil".

Ha mostrado su preocupación por que con esta reforma se pretenda además la estabilidad laboral de "muchos enchufados", con lo que los funcionarios están "que trinan", y que la nueva agencia esté "politizada". Ha recalcado que hay que cambiar las políticas de formación.

El portavoz de IULV-CA, Diego Valderas, ha indicado que su formación comparte la necesidad de reorganizar el sector público en el conjunto de Andalucía y, especialmente, el SAE para que sea más eficiente, ágil y eficaz y dé mejor servicio al conjunto de la población activa. A su juicio, la nueva Agencia de régimen especial de empleo debe tener como objetivos esenciales prever y evitar el desempleo y ha señalado que lo que ha venido desarrollándose hasta ahora tiene un "claro suspenso", dado el elevado nivel de paro en la comunidad.

Para Valderas, hay que incidir especialmente en la formación, y ha indicado que los presupuestos de 2011 van a limitar bastante las posibilidades de llevar a cabo una reforma en profundidad del SAE.

El parlamentario del PSOE-A Ángel Gallego ha considerado que la reforma se enmarca en la necesidad de repensar en este momento cuál es la funcionalidad de nuestros servicios públicos de empleo y cuál es el objetivo de la intervención y el por qué de la misma. Es necesaria, a su juicio, una nueva mirada a las políticas de activas de empleo y un repensar en cómo actúan los poderes públicos en las mismas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.