El 'Comité de Liberación de Melilla' ha acordado este jueves suspender la "marcha" convocada para este sábado sobre la ciudad autónoma alegando "motivos de seguridad" ante la "imposibilidad" de controlar una asistencia que calculan iba a ser de 300.000 personas y la posibilidad de que hubiera "infiltrados" para reventar la protesta que tenía prevista llegar hasta la Plaza de España.

A través de un comunicado de prensa, esta plataforma de organizaciones políticas, sindicales y sociales del Norte de Marruecos ha señalado que "tras la reunión mantenida la mañana del jueves 9 de diciembre 2010 por el Comité de Coordinación para la Liberación de Melilla a petición de su presidente el Sr. Yahya Yahya, se ha acordado suspender la Marcha por la Liberación de Melilla prevista para el sábado 11 de diciembre 2010 por motivos de seguridad".

El Comité ha considerado que "el seguimiento popular masivo que iba a tener la convocatoria a la marcha ha superado con creces las expectativas de los organizadores en cuanto a número de participantes, que, según el sondeo realizado por las autoridades locales, iban a ser más de 300.000 personas, cuando la previsión inicial eran sólo de 2.000 personas".

En este sentido, ha señalado que "ante la gran dificultad que supone controlar tal flujo de personas a nivel organizativo, junto al temor de que pueda darse la presencia de alborotadores infiltrados entre los participantes, y para evitar cualquier alteración pública o desmán de cualquier tipo, se ha decido priorizar la seguridad física de los participantes por encima de cualquier otro tipo de consideración y cancelar así la Marcha hasta nuevo aviso".

Consulta aquí más noticias de Melilla.