La Unión de Consumidores (UCE) ha pedido al Ministerio de Fomento la creación de una oficina de atención al pasajero aéreo en los aeropuertos e instalaciones de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Asimismo, la UCE ha solicitado a Fomento la puesta en marcha de un sistema de información y tramitación de las reclamaciones derivadas de este o cualquier otro conflicto que se produzca en el futuro, ya que, a su juicio, si los pasajeros pagan las "tasas aeroportuarias", AENA debe poner a su disposición herramientas que resuelvan las irregularidades en las dependencias de los aeropuertos.

Además, animan a los afectados a "formalizar sus reclamaciones ante AENA" y "en última instancia" ante el Ministerio de Fomento, y no ante las compañías aéreas, ya que tilda a la entidad pública como "la principal responsable".

En este sentido, la UCE insta a los pasajeros a recopilar los gastos en los que han tenido que incurrir debido a la "demora, suspensión o cancelación" de sus vuelos, así como acreditar los perjuicios derivados de la imposibilidad de disfrutar de otros servicios "vinculados o dependientes" a la realización de los vuelos.

Así, las reclamaciones dirigidas a la sede social de AENA deberán ser atendidas, ya que de lo contrario la UCE "procedería a efectuar las acciones judiciales oportunas contra AENA".