El Gobierno de Cantabria y la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) impulsarán un Plan de ahorro energético local que permitirá reducir el gasto en 15 millones de euros anuales y, además, supondrá la creación de 500 nuevos empleos y una reducción de la emisión de CO2 a la atmósfera de 1,5 millones de toneladas al año.

La vicepresidenta cántabra, Dolores Gorostiaga, ha presentado el plan a los representantes políticos y técnicos de los ayuntamientos en una jornada convocada por la Dirección General de Administración Local del Gobierno de Cantabria, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) y la Federación Cantabria Metal.

El Plan de ahorro energético local pretende contribuir al ahorro de las entidades locales a través de la implantación de un nuevo modelo de gestión energética en los edificios públicos, basado en la reducción del gasto y la disminución de emisiones de CO2 a la atmósfera.

La vicepresidenta ha destacado que el consumo energético representa en torno al 6 por ciento del gasto de las entidades locales, por lo que es "prioritario" incidir en el control del gasto "sin rebajar la calidad de los servicios públicos".

De esta premisa nace el Plan de ahorro local, que han elaborado la Vicepresidencia del Gobierno cántabro y ANESE, con el objetivo de "acercar a los ayuntamientos la posibilidad de gestionar de forma eficiente su consumo energético sin renunciar a la calidad de los servicios que prestan".

En "beneficio principal" del Plan es un ahorro de 15 millones de euros anuales y el hecho de que el ayuntamiento sólo pague por la energía que necesite, ya que el suministro se realizará en función de las necesidades de cada unidad de consumo del municipio.

Además, el plan mejora la calidad del suministro y la eficiencia, lo que supondrá una reducción del consumo del 25 por ciento y un descenso de 1,5 millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

De esta forma, para la vicepresidenta, se mejora el desarrollo económico y productivo de la región, dado que brinda una oportunidad de crecimiento a las pequeñas empresas de sector y se estima que generaría alrededor de 500 empleos anuales, impulsando, así, la economía de la región a través de la reducción del gasto energético y la generación de empleo.

Este Plan supondrá, según Dolores Gorostiaga, un "ahorro significativo y recurrente" para los ayuntamientos, en el marco de las políticas públicas de eficiencia energética del Gobierno de España y los compromisos europeos en este ámbito (un ahorro energético del 9 por ciento en 2016).

ESTRATEGIA E4

Respecto de la Estrategia española 'E4', ha recordado que incluye 59 acciones y 2.367 millones de euros de recursos públicos para alcanzar niveles de ahorro del 20 por ciento en el horizonte de 2020.

De las 31 medidas concretas del Plan de Acción 2008-2012, la vicepresidenta ha destacado dos de carácter "transversal" como son, en primer lugar, el impulso al desarrollo de empresas de servicios energéticos como modelo de mejora de la gestión de instalaciones energéticas del cliente y, en segundo lugar, la mejora de las instalaciones de iluminación de carreteras, viales, calles y alumbrado ornamental, así como las infraestructuras de saneamiento y depuración. BENEFICIOS

En la inauguración de la jornada Gorostiaga ha estado acompañada por el director general de Administración Local, Joaquín Ruiz Sisniega; el presidente de ANESE, Teo López; el presidente de CEOE-CEPYME Cantabria, Miguel Mirones y el presidente de la Federación Cantabria Metal, José Ramón Pérez Gañán.

Mirones ha incidido en la importancia de esta jornada, dados los beneficios que va a generar el plan presentado: ahorro energético en los ayuntamientos; dinamismo empresarial con inversiones directas del sector energético; la plasmación de propuestas imaginativas de las empresas de Cantabria Metal para poder crecer en unos momentos como los actuales; y la generación de puestos de trabajo.

Y también ha resaltado que supone "reconocer el trabajo que se está haciendo desde Cantabria Metal y Anese para dinamizar un sector que en los últimos dos años no está pasando por unos buenos momentos".

Para el presidente de Cantabria Metal, "en el momento económico actual, un cambio de ciclo energético requiere que empresas y administración trabajen en equipo con el objetivo de minimizar y optimizar el gasto en energía y al mismo tiempo, mejorar y modernizar las instalaciones".

En este sentido, ha destacado que los Ayuntamientos contarán con todo el "apoyo" y "saber hacer" de AESE y Cantabria Metal "para iniciar este camino con garantías y profesionalidad del sector".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.