El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, tachó hoy de "pésima" y "difícil de calificar" la actitud de los controladores con la paralización del espacio aéreo español y pidió explicaciones al Gobierno central sobre la fecha en la que se aprobó el Decreto que regula las condiciones de este colectivo y por qué dejó "pudrir" la negociación del convenio.

Para De Santiago-Juárez la protesta de los controladores no tiene "un pase" y es "infumable" y respaldó al Gobierno central en la adopción de medidas que llevaron a declarar el Estado de Alarma dentro del marco constitucional. "Fue necesario", apostilló.

Sin embargo el portavoz de la Junta de Castilla y León consideró necesario que el Gobierno explique por qué aprobó el Decreto que regula las condiciones del colectivo de controladores el viernes, justo antes del inicio del "puente más largo" del año y ante la previsión de que esta situación "iba a crear tensiones".

"Si sabían que algo podría pasar por qué se aprobó el Decreto el pero día del año", aseveró.

En segundo lugar, De Santiago-Juárez reclamó también al Ejecutivo central que aclaró por qué han dejado que se "pudra" la negociación del convenio de los controladores, en el que, como señaló, se trabaja con "intensidad" desde febrero.

El portavoz de la Junta valoró el "magnífico" comportamiento de los ciudadanos y lamentó declaraciones como las realizadas por el secretario autonómico del PSOE de Castilla y León, Óscar López, cuando aseguró que los controladores han echado un pulso al Gobierno y "les ha partido el brazo". "Estos del talante en cuanto te descuidas te rompen el brazo", aseveró.

Finalmente, De Santiago-Juárez aseguró que la Comunidad no ha cuantificado los daños que ha supuesto la protesta de los controladores para Castilla y León.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.