El Grupo parlamentario del Bloc per Mallorca ha registrado una propuesta de Proposición no de Ley (PNL) en el Parlament en la que piden a la Cámara que se manifieste en favor del esclarecimiento de las casos investigados por la Audiencia Nacional -en referencia a la muerte del periodista José Couso, los vuelos de la CIA y los presos de Guantánamo- sin interferencias del gobierno estadounidense.

La iniciativa parlamentaria ha sido presentada a la prensa por el diputado del Bloc Miquel Àngel Llauger, quien ha expresado la preocupación de su grupo tras conocerse, gracias a las filtraciones realizadas por WikiLeaks, las presiones que ha ejercido el gobierno estadounidense sobre el español en estas investigaciones.

Llauger ha explicado que los casos del asesinato del cámara José Couso, de los vuelos de la CIA y de Guantánamo investigan posibles vulneraciones de los derechos humanos, crímenes de guerra y contra la humanidad. El parlamentario ha apuntado que las revelaciones de WikiLeaks indican que los poderes ejecutivo y judicial españoles "están padeciendo o han padecido presiones por parte de la embajada norteamericana".

En opinión de Llauger, estas supuestas filtraciones suponen "un déficit democrático muy grave" ya que, además de suponer una interferencia en los mecanismos de toma de decisiones habituales, estas presiones se ejercen "al margen del conocimiento público".

Asimismo, ha calificado de "vergonzoso" la posibilidad de que "instancias judiciales y el Gobierno español puedan haber cedido o puedan haber recibido presiones o mantenido una cierta complicidad con la embajada norteamericana".

Llauger ha explicado que estos crímenes están regidos por la jurisdicción universal, la cual fue recortada para permitir la investigación de los mismos únicamente cuando hubiera una conexión entre dicho crímenes y el país que los pretende analizar.

Según Llauger, las filtraciones de WikiLeaks referentes a los tres casos que investiga la Audiencia Nacional señalan que "poderes del Estado, tales como el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido; el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, u otros miembros del Gobierno español como ministros han procurado poner trabas a estas investigaciones".

"Han procurado el archivo de los casos, se han opuesto a la investigaciones y, además, lo han hecho consultando continuamente con la embajada norteamericana", ha añadido.

Para el Bloc estos hechos son constitutivos de "una gravedad extrema", por lo que pedirán al Parlament que se pronuncie al respecto. La PNL que han presentado los nacionalistas, además de solicitar el esclarecimiento de estos casos sin interferencias alienas a la Justicia, pide que la Cámara balear rechace "cualquier actuación tendente a impedir que estas investigaciones sigan adelante".

Cabe recordar que los tres casos -Couso, vuelos de la CIA y Guantánamo- tienen su origen en el contexto de la invasión norteamericana de Irak y la guerra internacional contra el terrorismo. Concretamente, el caso Couso hace referencia a la muerte de un operador de cámara en Bagdad debido a los disparos de un tanque norteamericano. Según los documentos de Wikileals, el gobierno y la Justicia española habrían mantenido una actitud de complicidad con la administración de George Bush para frenar las investigaciones, señalan desde el Bloc.

Del mismo modo, ha ocurrido con el caso de los vuelos de la CIA, sobre las detenciones y traslados de prisioneros que realizaron de forma ilegal la agencia de inteligencia de los Estados Unidos, así como en el caso Guantánamo, que investiga las torturas y otras violaciones de los derechos humanos cometidas al campo de detención que los norteamericanos mantienen en Cuba.