Repsol ha inaugurado este jueves un nuevo punto de gas licuado en la gasolinera 'Virgen de la Peña', situada en el kilómetro 244,3 de la carretera N-634, en Cabrojo, en el municipio de Cabezón de la Sal. Se trata del tercero de los cinco surtidores que se prevé instalar en Cantabria en los próximos meses.

La inauguración ha estado presidida por el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, y ha contado con la asistencia de la alcaldesa de Cabezón de la Sal, Isabel Fernández, los propietarios de la estación de servicio y los delegados Territoriales de Repsol Comercial y Repsol Butano en el País Vasco, Cantabria y Navarra, Jesús Cármenes y Miguel Palacio.

Repsol ha destacado en un comunicado que este nuevo punto de suministro de AutoGas en Cantabria demuestra el compromiso de la empresa y del Gobierno regional por impulsar este combustible alternativo, limpio, seguro y económico, que ya se emplea en 7 millones de vehículos en Europa.

El Gobierno cántabro concede ayudas a la instalación de estaciones de servicio y a la compra de vehículos de AutoGas.

A las tres estaciones de servicio con AutoGas que desde hoy tiene Cantabria -ubicadas en Santander, Hoznayo y Cabrojo-, se sumarán en los próximos meses otras dos más en Santander y Cartes. Esta política de inauguraciones de puntos de venta AutoGas responde a la creciente demanda de este combustible en la región, según Repsol.

Según la compañía, la demanda de vehículos con este combustible forma parte de una "tendencia general" en todas las comunidades autónomas, donde los usuarios de flotas de automóviles -taxis, ambulancias, empresas de transporte y logística, sector de distribución, etcétera.- son los principales usuarios. De hecho, la industria prevé que en cinco años circulen por España unos 40.000 vehículos AutoGas.

El AutoGas (GLP para automoción) es el carburante alternativo más utilizado en el mundo. Es una mezcla de butano y propano que se obtiene, en su mayoría, directamente de yacimientos de gas natural. Es una alternativa "económica, ecológica y segura", ha subrayado Repsol.

El AutoGas, permite una mejora "rápida y efectiva" de la calidad del aire, gracias a la reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno y las de monóxido de carbono e hidrocarburos. Además, permite ahorros económicos considerables respecto a otros carburantes tradicionales.

La tecnología de AutoGas permite dotar a los vehículos de una combustión más limpia y completa, supone un coste inferior frente a los carburantes convencionales, permite una mayor duración del motor, un mantenimiento más económico, y los mismos rendimientos y potencias que con gasolina, entre otras ventajas técnicas.

Actualmente, varios fabricantes de vehículos comercializan modelos a AutoGas en España. Sin embargo, este carburante también se puede utilizar en vehículos de gasolina que ya estén en circulación mediante una sencilla transformación en talleres homologados.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.