El arquitecto del Ayuntamiento de Gerena (Sevilla) ha aseverado que advirtió "verbalmente" al alcalde, Jacinto Pereira (PSOE), de que la nave que se estaba construyendo en la calle Cañada Ancha se estaba ejecutando en "zona de espacios libres o zona verde", añadiendo además que ni el primer edil ni el secretario, Juan Alfonso Rubio, ambos imputados por un posible delito de prevaricación derivado de la construcción de esta nave en unos suelos declarados como "zona verde" por las normas subsidiarias de urbanismo de dicho municipio aljafareño, le preguntaron sobre la concesión de la licencia, pues "nunca ha habido en el Ayuntamiento un expediente sobre la materia que haya llegado a la Delegación de Urbanismo".

Según las diligencias incoadas por la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico, los suelos en cuestión estaban calificados en 2006 como urbanos de espacios libres. "No es viable hacer sobre ellos edificaciones", señala la Fiscalía, que cree "claramente impropia" la finalidad aplicada a estos suelos con la construcción de una nave de 250 metros cuadrados. Para el Ministerio Público, el 20 de septiembre de 2006, el alcalde concedió una licencia de obra "manifiestamente ilegal" y "a sabiendas de que era incompatible" con las normas urbanísticas vigentes, aunque "prescindió" de los informes previos del arquitecto municipal y del secretario general.

Pues bien, el arquitecto municipal ha prestado declaración en la mañana de este jueves en calidad de testigo ante el Juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla, y, cuestionado sobre la licencia de edificación de la nave en la calle Cañada Ancha, ha puesto de manifiesto que "no ha informado" sobre la misma, así como que "no tiene ningún tipo de conocimiento" acerca de la concesión de la licencia. Además, ha negado que colaborara en la planificación de la nave y que le hiciera un seguimiento a su construcción.

En el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, el arquitecto municipal ha sido preguntado por el juez Manuel Ignacio Centeno acerca de si la construcción de la nave "era la única solución para evitar la ruina de la edificación existente" en esos mismos suelos, y ha aseverado que "con una nave no se contienen unas tierras, sino con un muro de contención en base a un proyecto de 2005 redactado por la oficina técnica municipal".

La nave,

Para las carrozas de la cabalgata de reyes

De igual modo, el arquitecto ha puesto de manifiesto que emitió su informe e hizo las consideraciones que constan en el mismo "a instancias" del alcalde, del secretario, y de la primera teniente de alcalde y concejala de Urbanismo, Margarita Gutiérrez Nogales. En este punto, el juez ha recordado que, en este informe, el declarante dice "que en la planimetría del documento de avance del plan de ordenación urbanística de Gerena ya se reconoce la situación de ocupación de la parcela municipal prácticamente al cien por cien mediante naves industriales".

Preguntado sobre si esto último "quería decir que el Ayuntamiento, por su cuenta y riesgo, había cambiado la calificación de las normas y ese terreno ha dejado de ser en la práctica espacio libre", el arquitecto del Ayuntamiento de Gerena ha manifestado que "hasta la aprobación definitiva del plan general esos terrenos seguirán teniendo la calificación que se refleja en el documento de planeamiento vigente", añadiendo además que la nave objeto de la causa se utiliza "para guardar las carrozas de la cabalgata de Reyes Magos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.