La portavoz del grupo municipal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Dolores Serrat, ha afirmado este jueves que no apoyarán el proyecto de presupuestos aprobado por el Gobierno de la ciudad, ya que evidencian "la ruina económica" y la "parálisis" del consistorio.

Tras conocer el proyecto de presupuestos aprobado por el Gobierno de Zaragoza, de 676,6 millones de euros —con una reducción del 7 por ciento respecto a 2010—, Serrat ha indicado que "lo más probable es que presentemos una enmienda a la totalidad", si bien analizarán "si podemos presentar enmiendas —parciales— con las que podamos hacer algo".

A su juicio, los presupuestos presentados "evidencian la situación de quiebra e inestabilidad" en un ayuntamiento "sin margen de maniobra y ahogado por las deudas", de manera que "lo único que sube en este presupuesto es un 25 por ciento" el gasto de deuda.

Serrat ha incidido en que la política de endeudamiento "sin control" del consistorio "lastra" el futuro de la ciudad y ha destacado un dato "alarmante" como es "la subida del gasto corriente" fruto de una política "caprichosa" y que alcanza el 86 por ciento del presupuesto para 2011.

"De cada 100 euros que se ingresen en el ayuntamiento, 86 están comprometidos, por lo que no hay margen para ninguna otra política", ha criticado, para opinar que en este proyecto de presupuestos "la inversión no es que caiga, es que se desploma".

La portavoz popular ha indicado, en este mismo sentido, que la inversión en 2011 "será la misma que en 1989, pero con el triple de presupuesto" y lo que se invertirá en 2011 es "cero euros en obra nueva".

Serrat ha recalcado que la inversión cae un 60 por ciento con respecto al pasado año y un 73 por ciento en los últimos dos años, 2009-2011 de manera que "estamos ante la parálisis más absoluta para el futuro de la ciudad".

Además, ha asegurado que se perderá calidad en los servicios públicos, al detallar que se reducen en 11 millones los fondos para los servicios de limpieza, se recorta en mantenimiento de parques, "caen un 15 por ciento las políticas de empleo y un 5 por ciento en Acción Social", que conllevarán "una pérdida de calidad (en los servicios) sin precedentes".

Por tanto, "los paganos de la mala gestión y de los despropósitos serán los ciudadanos", ha subrayado, al sostener que el "legado" que el alcalde Juan Alberto Belloch deja en el ayuntamiento es "la ruina económica" y concluir que estos presupuestos "sirven para cuadrar en el papel, pero difícilmente" atenderán las necesidades reales de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.