Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida.
Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida. ARCHIVO

El futuro presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, ha admitido este jueves que la presencia en su Govern del líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, daría al gabinete "más potencia política".

Limitará a 12 las consellerias y reducirá un 30% los altos cargos de la GeneralitatEn declaraciones a Catalunya Ràdio, ha admitido que la incorporación del líder democristiano "no está clara", aunque ha dejado claro que sólo habrá conseller en cap si Duran entrase en el gabinete.

Mas ha avanzado que se reunirá con Duran antes de que termine la semana para solventar el interrogante pendiente sobre el futuro político del democristiano. El líder convergente ha admitido los puntos fuertes y los puntos débiles que tendría la presencia de Duran en su Govern.

En la parte positiva, que el Govern tendría "más potencia política", y en la parte negativa, que CiU perdería peso en Madrid en un contexto en que a su juicio se necesitan defender con fuerza los intereses de Catalunya.

La opinión del presidente es muy determinanteTampoco ha confirmado que el nuevo Govern tenga un conseller con rango de portavoz, al igual que ha pasado con el segundo tripartito, porque "la opinión del presidente es muy determinante". Entre los compromisos que ha reiterado este jueves, limitar a un máximo de doce el número de consellerias y reducir un 30% el número de altos cargos de la Generalitat.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.