Un total de 4.803 familias de Baleares recibirán durante el 2010 ayudas del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación, lo que supone que 600 personas más de las convenidas inicialmente podrán beneficiarse de esta línea para acceder a una vivienda, que, desde el 2004, ha favorecido a casi 19.800 hogares de las islas.

Así lo ha revelado la secretaria de Estado de Vivienda y Actuaciones Urbanas, Beatriz Corredor, tras la última reunión de 2010 de la Comisión Bilateral de Vivienda celebrada este jueves en Palma, durante la cual, además, ha firmado ocho acuerdos con cinco municipios baleares -Palma, Sineu, Campos, Mahón y Alaior-, mediante los que se generarán obras y actuaciones por valor de 46 millones de euros, el 75 por ciento de los cuales serán aportados por el Govern.

Concretamente, en el encuentro, se ha acordado la financiación y el desarrollo de diferentes acciones de rehabilitación y edificación en tres Áreas de Rehabilitación Integral en Sineu, Mahón y Alaior, así como dos acuerdos para impulsar la promoción de 72 alojamientos para colectivos vulnerables, una acción relativa a un Área de Urbanización Prioritaria en Campos, y dos para financiar las Ventanillas Únicas de Información.

Las 72 viviendas para colectivos más desfavorecidos se construirán en Mahón (40) y Palma (32). Así, los que se edificarán en la capital menorquina estarán destinadas a personas como mayores, mujeres víctimas de violencia de género o familias monoparentales. Este inmueble tendrá un coste de 3,18 millones de euros, de los que el Govern aportará 2,07 y 1,11 el Ministerio de Fomento.

Mientras, el edificio de Palma será de 32 viviendas para personas con derecho a protección preferente y está promovido por la entidad Amadip Esment, que se hará cargo del pago de 6,39 millones de euros, cantidad a la que se suma 850.000 euros del Ministerio de Fomento y 638.000 del Govern. Además de viviendas dotaciones, un porcentaje de este inmueble se destinará a talleres profesionales.

Rehabilitación en zonas ari

En cuanto a la rehabilitación de las viviendas situadas en zonas ARI de Mahón, Sineu y Manacor, se llevarán a cabo acciones para recuperar elementos estructurales de los edificios, de accesibilidad, adecuación de piezas comunes y de habitabilidad de las viviendas, así como actuaciones de infraestructuras y urbanización del entorno.

Así, se actuará en 40 viviendas de Mahón donde se invertirá 1,79 millones de euros, cantidad que se divide entre los 315.000 euros que aportará el Ministerio, 200.000 la Conselleria, 185.000 el Ayuntamiento, los 50.000 del Consell Insular y, el resto, será aportado por los propietarios.

El ARI de Sineu supone intervenir en 20 inmuebles, acciones que tienen un presupuesto de 430.000 euros, y en Alaior, la misma cantidad de viviendas con una previsión presupuestaria de 522.000 euros. En ambos casos, la inversión se dividirá entre las diferentes instituciones implicadas y los propietarios.

Además, el presidente del Govern, Francesc Antich, ha explicado que durante la Comisión se ha aprobado financiar un Área de Urbanización Prioritaria de Suelo en Campos, donde se destinará el 75 por ciento de la edificabilidad para la construcción de 321 viviendas protegidas, 114 menos que las que se permitían inicialmente.

De esta forma, el suelo restante se dedicará a la construcción de un centro escolar, se restaurará un molino ubicado y se creará una zona verde de más de 35.000 metros cuadrados. En esta actuación, Fomento aportará 1,27 millones y la Conselleria el resto hasta cubrir la cantidad total de 21,35 millones de euros que costará la compra y urbanización.

Ventanillas únicas y ayudas al alquiler

También se ha acordado que la Conselleria de Vivienda y Obras Públicas financie el 60 por ciento del coste del mantenimiento de las cuatro Ventanillas Únicas y el Ministerio el porcentaje restante, cubriendo, de esta forma, los 89.500 euros del total.

Por otra parte, Corredor ha indicado que en Baleares ya son más de 7.300 los jóvenes que han recibido la Renta Básica de Emancipación, a quienes el Estado ha abonado cerca de 21 millones de euros.

La secretaria de Estado ha destacado que con estas ayudas el Gobierno "revalida su compromiso" con la población de Baleares y demuestra que la política de vivienda es una prioridad. En este sentido, ha indicado que en el 2011 se destinarán más de 1.200 millones de euros a políticas activas de vivienda.

Por su parte, el conseller de Vivienda y Obras Públicas, Jaume Carbonero, ha reconocido un retraso en el cobro de las ayudas de alquiler a los jóvenes de las islas, aunque ha explicado que éste se ha debido a un "problema interno" entre los departamentos autonómicos de Economía y Vivienda "que ya se ha resuelto".

Pago de hipotecas

Preguntada por la posibilidad de que el Gobierno se haya planteado adoptar alguna medida, similar a la que adoptan otros países, en relación a los propietarios que deben continuar pagando la hipoteca de sus pisos pese a que éstos son embargados por las entidades bancarias, la secretaria de Estado ha indicado que el Ejecutivo aumentó el porcentaje de sueldo inembargable.

Además, ha señalado que el sistema español es "absolutamente garantista" y ha destacado las iniciativas adoptadas por el Ejecutivo central para "proteger a las familias", garantizando el acceso a las ayudas para el pago de las hipotecas, o que no tengan que pagar más de un 30 por ciento a la vivienda. "El esfuerzo de las familias ha disminuido casi en 15 puntos en año y medio".

Antich, por su parte, ha recordado que en Baleares se firmó un convenio con las entidades financieras con el fin de reprogramar pagos relacionados con las hipotecas para paliar la dificultad de hacer frente a estos pagos por parte de las familias y "poder alargar los plazos de pago", ha explicado.

Finalmente, Corredor ha incidido en que en la urbanización de suelo para la construcción de VPO el Ministerio ha invertido seis millones de euros y que se han transferido 17 millones de euros durante 2009 y 2010 en subvenciones personales. También ha destacado las ayudas que mantendrá el Gobierno, pese a la crisis, como los precios tasados, los préstamos con condiciones ventajosas o la línea de cobertura para préstamos de VPO, entre otras.