El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha confirmado este jueves que la Sala Parpalló de Valencia dejará su actual ubicación en el antiguo refectorio del convento de la Trinidad para regresar a las instalaciones del Museu Valencià de la Il.lustració i la Modernitat (MuVIM), una decisión que responde a su intención de ahorrar gastos en la gestión de la corporación provincial.

Rus, que ha realizado estas declaraciones durante un desayuno informativo con los medios de comunicación, ha aclarado asimismo que "todo seguirá igual" con "un director del MuVIM", cargo que ocupa Javier Varela, y una directora de la Parpalló, Ana de Miguel.

El responsable de la corporación provincial ha explicado que el contrato de alquiler de esta sala en el convento de la Trinidad "caducaba ahora" y que "había que renovarlo". Así, ha señalado que se ha decidido no renovarlo y trasladar la Parpalló a dependencias propiedad de la Diputación.

"Hemos pensado que la sala podría estar en el MuVIM, así se bajarían gastos", puesto que además de ahorrar el alquiler "no se pagaría luz, ni agua, ni limpieza, ni seguridad". Rus ha comentado que podría pensarse que éstas "son cosas que no importan", pero ha destacado que "hay que meterse en la línea que nos hemos marcado" de ahorro.

Alfonso Rus ha afirmado que su equipo de gobierno ha estado "desde el primer día mirando cómo ahorrar gastos, sin que falte nada a nadie", en la gestión de la institución provincial.

Desde su inauguración, en los años 80, la Sala Parpalló ha estado ubicada en la calle Landerer, sede del teatro Escalante; en el edificio de la Beneficència, en los años 90; en el MuVIM, cuando este espacio de inauguró en 2001, y en la calle Alboraia, en el antiguo refectorio del convento de la Trinidad, desde 2005, para pasar ahora de nuevo al Museu de la Il.lustració i la Modernitat.

Consulta aquí más noticias de Valencia.