Sólo el 12 por ciento de los asmáticos tiene bien controlada su enfermedad, según el estudio Measuring Asthma Gina Control (Magic) sobre el asma, en el que han participado varios médicos del Complejo Hospitalario de Navarra y que ha sido premiado en el 27º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.

La directora de Atención Primaria, Cristina Ibarrola, y el facultativo del Servicio de Alergología del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) José María Olaguíbel han presentado este jueves el estudio. El doctor Olaguíbel, que recientemente fue nombrado presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC), es primer firmante e investigador principal de este trabajo.

Los resultados del análisis son que mientras que más del 60% de los pacientes considera tener la enfermedad bien controlada, la percepción de los médicos que los atiende rebaja esta cifra al 51%, y la realidad, atendiendo a los criterios estrictos de las guías es que tan sólo el 12% de los pacientes está bien controlado.

El estudio Magic pretende ser una fotografía de cuál es la situación de los pacientes con asma controlados en los tres puntos donde con mayor frecuencia reciben asistencia sanitaria regular: la atención primaria y las consultas de atención especializada de Alergología y Neumología.

Dicho análisis es fruto de la colaboración entre la SEAIC, la Sociedad Española de Neumología y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, junto con la industria farmacéutica MSD. En el mismo han participado más de 180 centros, la mayoría centros públicos del Sistema Nacional de Salud, incluyéndose un total de 1.360 pacientes asmáticos.

Los investigadores de Navarra que han participado en el estudio son, además de José María Olaguíbel, Manuel Carpintero, de Atención Primaria, Pilar Cebollero, del Servicio de Neumología del CHN, y Ana Isabel Tabar y María José Álvarez, del Servicio de Alergología del CHN.

Según recoge el estudio, como factores importantes que influyen negativamente en el nivel de control están la gravedad de la rinitis que acompañaba al asma en muchas ocasiones, la obesidad y el tabaquismo. Los pacientes con niveles mas elevados de oxido nítrico, un parámetro que se relaciona estrechamente con la presencia de inflamación alérgica en los bronquios, también tenían niveles más bajos de control.

El asma bronquial es una de las enfermedades crónicas más prevalentes y es considerado a nivel mundial un importante problema de salud. En España su prevalencia se encuentra entre el 4 y el 8% de la población, en función de las distintas edades y zonas geográficas, con una importante afectación de niños adolescentes y adultos jóvenes. De hecho se considera la enfermedad respiratoria más prevalente entre los niños. En concreto, en Pamplona la prevalencia entre niños y adolescentes se sitúa alrededor del 10% de la población, un poco por debajo de la media en España.

Por ser un proceso tan prevalente y por su heterogeneidad, a menudo intervienen en su evaluación y tratamiento distintos profesionales sanitarios lo cual también favorece una práctica clínica más dispar.

Debido a su naturaleza crónica y recurrente, en una parte muy importante de los pacientes no se puede alcanzar una curación completa de forma que todas las guías nacionales o internacionales recomiendan centrar los esfuerzos de tratamiento en mantener al menos la enfermedad bien controlada, es decir minimizar su expresión clínica (síntomas, inferencia en la vida cotidiana y laboral, buena función pulmonar, necesidades escasas de medicación de acción rápida para mitigar los síntomas...).

Consulta aquí más noticias de Navarra.