Francisco Correa, cabecilla de la trama corrupta de Gürtel
Francisco Correa, cabecilla de la trama corrupta de Gürtel. ARCHIVO

La crisis financiera ha espoleado la corrupción en los últimos tres años en todo el mundo, y especialmente en Norteamérica y Europa, según el Barómetro Global de la Corrupción 2010, publicado hoy por la ONG Transparencia Internacional (TI).

Los europeos, entre los que más creen que creció la corrupción Según este documento, el 73% de los europeos encuestados y el 67% de los norteamericanos considera que este tipo de delitos económicos ha aumentado en el último trienio en sus respectivos países.

En contraste, el promedio mundial de las personas que creen que la corrupción se ha incrementado en sus países en este período se sitúa en el 56 %, frente al 30% que considera que se ha mantenido y el 14 % entrevé una mejoría.

Cae la corrupción en Georgia o Palestina

"La crisis financiera afecta a la opinión de la gente sobre la corrupción, especialmente en Europa y en Norteamérica", aseguró la presidenta de TI, Huguette Labelle, en un comunicado.

Los países en los que sus ciudadanos perciben que la corrupción más ha empeorado en los últimos tres años son Senegal (88 %), Rumanía (87 %), Venezuela (86 %), Papúa Nueva Guinea (85 %), Portugal (83%), Perú (79%) y Pakistán e Irak (77%).

En el extremo contrario, las naciones y territorios que más han avanzado hacia la transparencia, según sus propios ciudadanos e independientemente de su posición de partida, son Georgia (donde un 78 % considera que ha caído la corrupción), Palestina (59 %), Fiji y Sierra Leona (53 %) y Kenia (48%).

El 73% de los españoles cree que hay mas corrupción

En España, un 73 % de los encuestados considera que la corrupción se ha extendido en este período, frente al 24% que mantiene que sigue constante y el escaso 3% que cree que se ha reducido.

Existe la percepción de que los partidos políticos son corruptos Este estudio, distinto al Índice de Percepción de la Corrupción que también publica con carácter anual TI, no clasifica a los países en un ránking único, sino que tiene un enfoque temático.

En esta edición, el Barómetro Global de la Corrupción se centra en la corrupción menor, en las personas que los ciudadanos consideran que pueden combatir la corrupción y en la percepción pública sobre la transparencia de las instituciones.

Los partidos políticos, corruptos

En este último apartado, la ONG califica de "triste" que ocho de cada diez encuestados a nivel global consideren que los partidos políticos son "corruptos" o "extremadamente corruptos", seguidos en falta de transparencia por el funcionariado y los órganos legislativos nacionales.

En una escala del uno al cinco, los más de 91.000 encuestados en todo el mundo -aunque con significativas diferencias regionales- califican a los partidos políticos como la institución más corrupta (4,2), seguidos por los parlamentos, los funcionarios y la policía (3,7).

A continuación se sitúa el sector privado (3,4 puntos sobre un máximo de cinco), la justicia y las instituciones religiosas (3,3), los medios (3,2), el sistema educativo (3,1), las ONG (2,9) y el ejercito (2,8).

La gente está dispuesta a actuar

Como en estudios anteriores de TI, alrededor del 50% de las personas considera que la acción gubernamental contra la corrupción es "inefectiva", alerta el informe. Esta impresión ha empeorado en los últimos tres años en la región Asia-Pacífico, en América Latina y en el África Subsahariana, y ha mejorado en Norteamérica y en las repúblicas ex soviéticas.

Siete de cada diez encuestados denunciarían un caso de corrupción No obstante, siete de cada diez encuestados a nivel mundial aseguran que denunciarían un caso de corrupción, un porcentaje que se reduce al 50% en el caso de ser víctimas personales de un delito económico de este tipo.

"El mensaje de este Barómetro de 2010 es que la corrupción es insidiosa. Hace a la gente perder la fe. La buena noticia es que la gente está dispuesta a actuar", aseguró Labelle.

Más protección para los que denuncian

Para poner coto a la corrupción, la presidenta de TI apostó por mejorar la protección de los ciudadanos que se atreven a denunciar, por implicar a la población y por ampliar la información a la que puede acceder la ciudadanía.

Asimismo, Labelle abogó por que los gobiernos de todo el mundo "muestren su resolución y se esfuercen por restaurar el buen gobierno y la confianza" de sus ciudadanos en las instituciones públicas.

TI destacó que la presente edición del Barómetro Global sobre la Corrupción es la mayor en cobertura de los realizados por esta organización hasta la fecha, al incluir las respuestas de más de 91.000 personas de 86 países y territorios.