Parte de la flota pesquera de las provincias de A Coruña y Lugo permanece amarrada ante la alerta de un episodio de meteorología adversa por fenómenos costeros de nivel naranja —mar gruesa y fuertes vientos— que afecta al litoral coruñés y lucense desde las 4.00 horas de este jueves.

Así lo atestiguan fuentes de las cofradías de Ortigueira, donde todos los barcos están en tierra y de Cedeira, A Coruña, Malpica y Fisterra, donde han salido a faenar un pequeño porcentaje de los barcos. Más al sur, en Ribeira, fuentes del pósito afirman que "la gran mayoría" de los barcos sí se encuentran trabajando.

En lo que respecta a Lugo, no han salido a la mar los pescadores de los puertos de Burela, ni los de Portocelo, San Cibrao y Morás (en Cervo) y Celeiro (en Viveiro), tal y como señalan fuentes de las cofradías.

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Consellería de Presidencia, Administración Públicas e Xustiza alertó de un episodio de meteorología adversa por fenómenos costeros de nivel naranja —mar gruesa y fuertes vientos— que afecta al litoral de las provincias de A Coruña y Lugo desde las 4.00 horas de este jueves.

Vientos de fuerza 8

Según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la predicción desde esta hora en el suroeste de la provincia de A Coruña es de mar muy gruesa con vientos del noroeste que podrán superar la fuerza 8.

Igualmente, en la zona de A Mariña lucense también se espera mar muy gruesa con vientos del noroeste de fuerza 8, a partir de las 10.00 horas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.