Sala de exámenes
Los inmigrantes deberán conseguir al menos un 80% de los puntos del examen para poder aprobar. ARCHIVO

Los inmigrantes mayores de 14 años que quieran conseguir el permiso de residencia para permanecer en Italia no sólo tendrán que tener todos los documentos requeridos sino que desde este jueves necesitarán aprobar un examen de italiano.

Desde este jueves ha entrado en vigor en Italia el decreto, presentado por el partido Liga Norte y firmado por los ministros del Interior, Roberto Maroni, y de Educación, Mariastella Gelmini, que obliga a los inmigrantes que quieran permanecer en el país a probar que conocen el idioma.

Los inmigrantes tendrán que pedir examinarse a través de una página de Internet y desde la Jefatura de Policía de cada ciudad se les comunicará en unos tres meses la fecha y hora del examen. Solo pueden inscribirse para el examen a través de Internet, algo difícilmente accesible para muchos inmigrantes

El examen de italiano consiste en la comprensión de breves textos y frases de uso común y los inmigrantes tendrán que conseguir al menos el 80 por ciento de la puntuación total.

Si se supera el examen, entonces el extranjero podrá presentar su petición para conseguir el permiso de residencia. En el caso de que no se supere la prueba podrá volver a intentarlo una segunda vez.

No tendrán que someterse al examen aquellos inmigrantes que presenten algún tipo de documentación que confirme que conocen el idioma o quien tiene títulos de estudio de la escuela italiana o haya seguido algún curso universitario o máster en italiano.

Tampoco tendrán que someterse al examen aquellos inmigrantes que se encuentran en Italia trabajando como dirigentes de empresa, profesores, investigadores o traductores.

Para ello, algunas universidades en colaboración con el Ministerio de Exteriores y de Educación han establecido cursos gratuitos para los extranjeros.

Aunque el mayor grupo de la oposición, el Partido Demócrata (PD) no se ha opuesto al examen, consideró necesario aumentar los cursos para extranjeros y criticó que sólo se pueda reservar el examen a través de Internet, cuando para muchos inmigrantes es difícil valerse de esa posibilidad.