La línea de larga distancia (AVE) de los trenes de alta velocidad que cubren el trayecto entre Madrid-Córdoba-Sevilla-Málaga se ha reanudado a las 6.20 horas de este jueves tras haber sido suspendido el miércoles como consecuencia de las fuertes lluvias caídas en Andalucía, según han informado a Europa Press fuentes de Adif.

En concreto, se ha abierto el tramo entre los municipios cordobeses de Villanueva de Córdoba y Adamuz que el miércoles sufrió una gran acumulación de agua y barro y que obligó a suspender esta conexión ferroviaria que, no obstante, no afectaba a los trenes lanzaderas.

Entre las 20.20 horas y las 22.35 horas de este miércoles ha estado cortada la circulación de los AVE que cubren la conexión Madrid-Córdoba-Sevilla-Málaga, lo que ha afectado a unos 5.200 pasajeros de 19 trenes, han informado fuentes de Renfe.

Técnicos de Adif han realizado las tareas de limpieza correspondientes para habilitar el tránsito en una de las dos vías —en ambos sentidos— por las que circulan los AVE. Pasadas las 22.30 horas, los trenes podían circular tanto en dirección Madrid como Málaga, aunque las citadas fuentes preveían que se acumularían retrasos.

La acumulación de agua y barro no ha afectado a las lanzaderas de AVE, ya que discurren por otras vías diferentes a las de larga distancia. De esta forma, en todo momento ha continuado operativo el servicio de lanzaderas entre Sevilla-Málaga, Madrid-Toledo y Madrid-Ciudad Real-Puertollano.

Consulta aquí más noticias de Toledo.