Ataque con lanza granadas en México
Tres jóvenes y dos niños sobreviven, pero resultan heridos, tras un ataque con lanza granadas en Zapoapán. EFE

Uno de los narcotraficantes más buscados de México, Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, cuenta con una plaza como profesor en el estado de Michoacán por la que ha recibido 51.811 pesos (unos 3.000 euros) de sueldo público este año, según consta en la página web de la secretaría de Educación Pública (SEP).

En dicha página, La Tuta, uno de los principales líderes de La Familia Michoacana, figura como un maestro sin perfil académico pero con quince años de servicio y adscrito a una pequeña escuela primaria del municipio michoacano de Arteaga.

En el apartado "Total de horas de clase por semana o mes", aparece que no ha impartido ninguna, a pesar de lo cual recibió diferentes cantidades en su nómina entre enero y marzo de 2010.

Además de su nombre y dos apellidos, también coincide en el portal de la SEP su número de Clave Única de Registro de Población, una identificación personal que tiene cada mexicano y que en este caso es la misma que le corresponde a La Tuta en el Registro Nacional de Población, según reveló el diario El Universal.

Tiene una orden de detención por delitos contra la salud y de delincuencia organizada Tras conocerse este hecho, el secretario (ministro) mexicano de Educación, Alonso Lujambio, ha explicado a varios medios que la investigación de casos como este no corresponde a su dependencia, sino a las instancias judiciales.

Son las secretarías de Educación de cada estado, dijo Lujambio, "quienes tienen la relación laboral con los maestros" necesaria "para iniciar procedimientos que lleven a la responsabilidad de los actores".

Antes de dedicarse al narcotráfico, Gómez Martínez era profesor de primaria, pero la Procuraduría (Fiscalía) General de la República (PGR) ofrece millonarias recompensas a quien ayude a capturar a un hombre al que define como "capaz de matar si así lo indica el tarot".

Según su ficha en la PGR, La Tuta fue profesor, después agricultor y, por último, traficante de drogas y uno de los cabecillas del cártel michoacano.

El narcotraficante apareció en la escena pública en 2008, cuando ofreció al Gobierno federal un pacto mientras había fuertes enfrentamientos entre el Ejército mexicano y la Familia.

Actualmente está en curso una orden de detención contra Servando Gómez Martínez por delitos contra la salud y de delincuencia organizada.

La Familia es una de las organizaciones criminales más poderosas de México y concentra la mayor parte de su actividad en el estado de Michoacán.