Wikileaks y el Partido Pirata
El Partido Pirata suizo es uno de los grupos que se han posicionado a favor de Wikileaks. Sebastien Feval / EFE

La entidad financiera suiza PostFinance anunció este lunes el cierre de la cuenta abierta por el fundador de Wikileaks, Julian Assange, para recibir donaciones de los seguidores de su sitio web, especializado en la publicación de documentos oficiales secretos.

El cierre de la cuenta ocurrió después de conocerse que el proveedor de servicios de pagos en línea, PayPal, a través del cual Wikileaks recibía financiación, había optado asimismo por cerrar su cuenta.

PostFinance ha decidido poner fin a su relación comercial con el fundador del sitio de Internet Wikileaks

Debido a la notoriedad de Assange, PostFinance (brazo financiero de Correos de Suiza) decidió verificar la dirección en Ginebra que éste había comunicado para poder abrir la cuenta. "PostFinance ha decidido poner fin a su relación comercial con el fundador del sitio de Internet Wikileaks (...). Julian Assange había dado información falsa sobre su lugar de domicilio al abrir la cuenta", indicó la entidad en un comunicado.

Agregó que al no poder probar que está domiciliado en Suiza, Assange no reúne los requisitos para tener una cuenta bancaria en PostFinance.

Wikileaks es un sitio web especializado en revelar documentos secretos de gobiernos, especialmente del estadounidense. Primero hizo públicos miles de documentos sobre la guerra en Irak y Afganistán, y recientemente sacó a la luz 250.000 cables diplomáticos procedentes de embajadas de EE UU alrededor del mundo, muchos de los cuales han puesto a Washington en situación muy incómoda ante diversos gobiernos.

Assange indicó en su sitio web que las donaciones recaudadas a través de la cuenta en Suiza servirían para financiar los costes de defensa de sus colaboradores y de él mismo, perseguido formalmente en Suecia por un caso de violación y que ahora se encuentra en paradero desconocido.

Ataques a los servidores

El Partido Pirata sueco denunció este lunes que sus servidores han sufrido varios ataques informáticos en las últimas horas y los relacionó con su apoyo al polémico portal de Internet Wikileaks.

Los ataques de denegación de servicios (DDOS), que mediante la saturación de los puertos sobrecargan el servidor, comenzaron la pasada madrugada, coincidiendo con la puesta en marcha por parte de este partido de un "espejo" o página clonada de Wikileaks.

Después de las recientes revelaciones de documentos confidenciales de la diplomacia estadounidense varias empresas tecnológicas de este país han cancelado en los últimos días los servicios que prestaban a WikiLeaks.

A raíz de estas medidas y de otros ataques informáticos se ha creado una iniciativa internacional gracias a la que Wikileaks cuenta con 355 páginas "clonadas" (Mirror List) de los más de 250.000 cables diplomáticos del Gobierno de EE UU difundidos por el portal, gracias a la ayuda de particulares y organizaciones.