24 muertos y 100 desaparecidos en Colombia tras un alud causado por las fuertes lluvias

  • Ha ocurrido en la localidad de Bello, cerca de Medellín.
  • La causa del deslizamiento han sido las fuertes lluvias que sufre Colombia.
  • El derrumbe se llevó por delante unas 40 viviendas.
Organismos de rescate y vecinos del sector colaboran con la búsqueda y rescate de las víctimas que quedaron sepultadas por un deslizamiento de tierra en el municipio de Bello, Colombia.
Organismos de rescate y vecinos del sector colaboran con la búsqueda y rescate de las víctimas que quedaron sepultadas por un deslizamiento de tierra en el municipio de Bello, Colombia.
Federico Ríos / EFE

Los equipos de rescate han recuperado por el momento 24 cadáveres de entre los escombros y el barro provocado por un gran alud de tierra que sepultó un barrio de la localidad colombiana de Bello, declarada por el Gobierno "zona de calamidad" y donde siguen desaparecidas un centenar de personas.

Las autoridades anunciaron que seguirán, siempre que las condiciones climatológicas lo permitan, con las tareas de rescate en busca de los vecinos de Bello desaparecidos desde el domingo, cuando ocurrió la peor tragedia que ha dejado esta temporada de lluvias en Colombia.

Los cuerpos de esas 24 víctimas mortales, entre las que hay 10 niños, se han recuperado paulatinamente desde que se produjo el derrumbe y para este martes se espera que comiencen los sepelios en este municipio ubicado a las afueras de la ciudad de Medellín (noroeste).

Aunque en un principio se informó de unos 145 sepultados, el alcalde de Bello, Óscar Andrés Pérez, precisó posteriormente que son 123, entre los que están los fallecidos ya rescatados.

Según Pérez, el derrumbamiento de la montaña se produjo por una "saturación de agua", producto de las fuertes lluvias que caen en todo el país desde hace semanas, las peores de las últimas décadas.

La ladera afectada por el derrumbe, que se llevó por delante a entre 35 y 40 viviendas, "estaba en alto riesgo" desde hace varios días e incluso se había ordenado a sus habitantes que evacuaran el lugar, anotó el alcalde.

Desde Nueva York, el presidente Juan Manuel Santos, quien participó en esta ciudad en la IX sesión de la Asamblea de Estados Partes de la Corte Penal Internacional (CPI), afirmó que este martes viajará a Bello, al expresar su preocupación por la situación.

Estado de excepción

El Gobierno estudia la posibilidad de decretar el estado de excepción para captar recursos económicos extras y poder atender la emergencia. Desde el pasado 25 de noviembre, cuando el Gobierno pidió apoyo a la comunidad internacional, países como España, Brasil, Venezuela y Chile han anunciado donaciones y envíos de ayuda humanitaria, al igual que organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Y es que la situación es crítica en muchos municipios, especialmente en departamentos como Atlántico y Bolívar (norte), donde cientos de miles de personas llevan semanas sobreviviendo entre las aguas. Los derrumbes, inundaciones y desbordamientos de ríos asociados a las fuertes lluvias, provocadas por el fenómeno La Niña, mantienen además varias carreteras cortadas y han afectado al suministro de agua potable en medio millar de municipios.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, las pérdidas globales por esta catástrofe natural podrían ascender a dos billones de pesos (más de 1.000 millones de dólares). Por su parte, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, advirtió en Caracol Radio de un "inevitable" aumento de los precios de los alimentos a causa de los daños a las cosechas, ya que son cerca de 180.000 las hectáreas de cultivos anegadas, de los que un 35 por ciento se ha perdido.

Esta tremenda temporada de lluvias, que no tiene precedentes en Colombia, podría dejar unos dos millones de damnificados, que equivalen al 4,3% de la población, alertó el propio presidente Santos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento