Trichet anuncia que el BCE comprará deuda pero sin alterar la política monetaria

  • Busca restaurar la transmisión de la política monetaria, pero sin alterarla.
  • Insistió en que el euro es una moneda creíble.
  • Pidió sanciones para los países que incumplan sus compromisos presupuestarios.
El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.
El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.
ARCHIVO

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha anunciado que esta institución continuará con las compras de títulos de deuda de países de la eurozona, pero sin que alteren el objetivo de garantizar la estabilidad de precios.

Esas intervenciones para adquirir deuda deben ser "medidas, que nos permitan ayudar a restaurar un mecanismo de transmisión de la política monetaria, pero que no la alteren", dijo Trichet en una rueda de prensa en París.

No quiso responder directamente a las informaciones publicadas en la prensa sobre la compra masiva por el BCE de títulos portugueses e irlandeses, sino que en términos generales contó que esas compras, que se iniciaron en mayo y que tienen carácter "no convencional" se enmarcan en un contexto en que "ciertos mercados no funcionan" correctamente.

Trichet insistió en que "el euro es una moneda creíble" y que "el problema no es de la moneda única, sino de política presupuestaria, que no ha sido correcta".

Trichet aprovechó la oacisón para pedir también un sistema de sanciones casi automáticas para los países que incumplan sus compromisos presupuestarios, e insistió en que el reto para los gobiernos es hacer creíble sus programas de ajuste y de reformas estructurales.

Además, considera que con el actual marco institucional europeo se pueden "hacer grandes progresos" para llegar a "una casi automaticidad de la vigilancia y de las sanciones".

El presidente del BCE indicó que el mensaje para todos los países es que tienen que "dar todas las medidas que den credibilidad a los objetivos en materia presupuestaria".

También han de "tomar todas las medidas de reforma estructural que permitan elevar el ritmo de crecimiento potencial" a un nivel mayor que el actual, añadió.

Todo ello, después de que el Banco Central Europeo, por boca del propio Trichet, prorrogara la garantía de liquidez ilimitada a la banca comercial hasta junio, pese a que retrasó hasta este viernes el anuncio de las medidas extraordinarias relacionadas con la compra de bonos, tan esperada por los mercados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento