La presidenta de la Asociación Cultural para la Defensa de los Animales de Mérida (Acudame), María Luisa Prudencio, ha anunciado que ha remitido un escrito al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y al alcalde de Mérida, Ángel Calle, en el que les pide que se esclarezca la "desaparición" de gatos que habitaban en los restos arqueológicos del Templo de Diana de la capital extremeña.

En el escrito, dirigido también a la directora general de Estructuras Agrarias de la Junta, Prudencio les ruega y "exige" a los tres citados anteriormente, en tanto que "máximos responsables en materia animal de la zona donde han ocurrido los hechos", que "se abra una investigación y se esclarezca lo sucedido con los animales".

Asimismo, aclara que Acudame se pone "a disposición" de ellos "para lo que sea necesario en materia de protección de animales, se refiera", y sostiene que el asunto en cuestión es "deleznable".

En el escrito, remitido a los medios de comunicación, Prudencio recuerda asimismo que "de seis a ocho gatos" a los que daban de comer habitualmente vecinos de la zona han "desaparecido" del Templo de Diana en los últimos días y que, a preguntas de ciudadanos, trabajadores de las obras que se realizan en el enclave actualmente apuntaron que "le habían puesto hormigón a una de las cuevas donde se escondían" los felinos.

Aunque los trabajadores posteriormente reconocieron que sus afirmaciones habían sido "una broma", la presidenta de Acudame ha anunciado que el colectivo ha interpuesto una denuncia ante la Policía Municipal por los hechos y trasladado copia al Seprona "para que se abra una investigación y se depuren responsabilidades".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.