Gobierno de EE UU
Vista general del ala norte de la Casa Blanca. EFE

Estados Unidos y el Reino Unido temieron que el programa nuclear de Pakistán cayera en manos de terroristas, según revelan documentos confidenciales filtrados por la página web Wikileaks.

Hay serias preocupaciones sobre la seguridad de las armas nucleares de Pakistán Esos documentos advierten también de la rapidez con la que Pakistán está desarrollando su arsenal nuclear pese a la creciente inestabilidad del país. Un diplomático británico dijo en uno de los cables, enviado en el 2009, que el Reino Unido tenía "serias preocupaciones sobre la seguridad de las armas nucleares de Pakistán".

En uno de los despachos enviados a Washington, la embajadora estadounidense en Islamabad, Anne Patterson, señala que la "mayor preocupación" de EE UU no era "tener a un militante islámico que robe un arma entera, sino que exista la posibilidad de que alguien que trabaje para el Gobierno pakistaní pueda gradualmente sacar a escondidas suficiente material para eventualmente fabricar un arma".

Reunión secreta

Otro de los cables secretos filtrados por Wikileaks hace relación a una reunión de los servicios de inteligencia estadounidenses celebrada en el 2008 y señala que, "pese a la catástrofe económica, Pakistán está produciendo armamento nuclear a un ritmo más rápido que cualquier otro país del mundo". Los documentos muestran además que Rusia compartió con EE UU y Reino Unido la inquietud sobre Pakistán.

Los islamistas buscan meter sus manos en material nuclear Yuri Korolev, del ministerio de Asuntos Exteriores ruso dijo a funcionarios estadounidenses en febrero, según estas informaciones, que "los islamistas no sólo buscan poder en Pakistán, sino que también están intentando meter sus manos en material nuclear". "Hay entre 120.000 y 130.000 personas directamente involucradas en los programas de misiles y nucleares de Pakistán. No hay manera de garantizar que todo sea leal y fiable al cien por cien", dijo Korolev en uno de esos cables filtrados. Korolev también señaló que los extremistas eran capaces de reclutar más fácilmente.

"Pakistán ha tenido que contratar a personas para proteger sus instalaciones nucleares que tienen creencias religiosas especialmente estrictas, y recientemente los niveles generales de educación y cultura en Pakistán han estado fallando", se indica en ese cable.

Cuba y la "Venezuela hostil"

Por otro lado, según ponen de relieve cables diplomáticos de EE UU filtrados por Wikileaks, los servicios de inteligencia cubanos están ampliamente desplegados en Venezuela y gozan de acceso directo al presidente Hugo Chávez. Al parecer, ya en enero de 2006 un cable indica que "los lazos de inteligencia entre Cuba y Venezuela son tan estrechos que sus agencias parecen rivalizar para conseguir la atención del gobierno bolivariano", pero esa actividad continúa cuatro años más tarde.

"El impacto de la penetración de Cuba en los servicios de inteligencia venezolanos podría afectar directamente a los intereses de Estados Unidos, ya que los servicios de inteligencia venezolanos figuran entre los más hostiles hacia Estados Unidos, pero les falta la destreza que los cubanos pueden aportar", indica uno de los cables.