A Rubalcaba no le gustan los anuncios de contactos
Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en el acto de presentación del Libro Blanco de la Prensa Diaria 2011 de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). EFE

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado este martes que no le gustan "nada" los anuncios de contactos, que no hacen ningún bien a nadie, y ha asegurado que intentará con los medios buscar una fórmula para que este tipo de publicidad desaparezca.

"No me gustan", ha repetido el vicepresidente, quien ha reconocido que esa publicidad representa un problema económico e incluso legal porque supone prohibir la publicidad de algo que no está prohibido.

"Tenemos que buscar una fórmula. Si conseguimos una fórmula en la que cuadren todos los intereses y podemos ir viendo desaparecer de las páginas de nuestros periódicos esos anuncios, yo creo que sería mejor para todos", ha opinado Rubalcaba.Tenemos que buscar una fórmula para ver desaparecer esos anuncios de los periódicos

Tras mostrar su comprensión hacia la difícil situación por la que pasa el sector de la prensa, ha insistido en que se trata de anuncios que "no hacen ningún bien a nadie".

En relación a las dificultades por las que pasa la prensa en España, ha expuesto que la misma ha sufrido una disminución de venta de ejemplares por, entre otras razones, el ahorro que están haciendo las familias y ha reconocido los reajustes de plantilla y de gastos que padece.

Sin embargo, ha mostrado su esperanza en que la crisis de la prensa sea coyuntural en un sector sometido a constantes cambios, como es el caso del tecnológico.

A este respecto y tras insistir en que se muestra abierto al diálogo con la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) para llegar a acuerdos sobre los problemas que acucian a la prensa, ha señalado que también es necesario trabajar conjuntamente en el "tema de los nuevos soportes".

Rubalcaba, que se ha declarado "consumidor casi compulsivo" de la prensa "en especial la deportiva", ha reconocido que a diferencia de las televisiones, la prensa no se ha beneficiado casi de la ausencia de publicidad en TVE.

Por último, el también ministro del Interior ha aseverado que sin prensa libre y crítica no hay democracia.