Andy y Lucas
El dúo gaditano Andy y Lucas. Kote Rodrigo / Efe

El dúo gaditano Andy y Lucas homenajea a la joven Marta del Castillo, desaparecida en enero de 2009, en su quinto disco Pido la palabra, un trabajo discográfico "mucho más maduro" que los anteriores y en el que los artistas dejan al descubierto su lado "más comprometido y social".

"Es un punto más de madurez en nuestra música. Es un disco más social y comprometido, pero seguimos con el mismo estilo, haciendo el mismo pop que siempre con ese toque flamenco", han explicado.

El disco lleva por título Pido la palabra, que da nombre a una canción también incluida en este quinto trabajo con el que Andrés Morales y Lucas González recuerdan a la joven Marta del Castillo, al tiempo que protestan contra la forma de hacer política en España en estos tiempos de crisis económica que atraviesa el país.

Siempre estamos dispuestos a ayudar en lo que sea, ir a la cárcel, a hospitales...

Y se pregunta Lucas: "qué mejor que nos dieran la palabra a los que de verdad queremos hablar, que están todo el día peleándose, y mientras está medio país pasando hambre".

Sin Tenerte, Al alba, Afortunado o Ella son algunas de las trece canciones incluidas en este disco, producido por Miguel Ángel Collado, letras muy sentidas sobre el amor, el mal de Alzheimer o la familia.

Desde que comenzaran en 2003, Andy y Lucas se han convertido en todo un fenómeno. Con su música a medio camino entre el flamenco y el pop, estos dos artistas gaditanos acumulan a sus espaldas diez discos de Platino en España, además del Premio Ondas y Premio Amigo al Artista Revelación 2003.

Pero además de por sus ritmos pegadizos, Andy y Lucas son conocidos por su intensa labor social: el pasado octubre participaron en el programa de televisión El coro de la cárcel, donde visitaron y cantaron a los reclusos del Centro Penitenciario de La Moraleja, en Dueñas (Palencia).

"Es un tema que a mí me toca de cerca, porque mi hermano hasta hace un año era uno más allí. Siempre estamos dispuestos a ayudar en lo que sea, ir a la cárcel, a hospitales o a cualquier acto benéfico", comenta Andy.