Corea del Norte avisa: habrá más ataques contra Corea del Sur

Una casa, destruida por los ataques de Corea del Norte a Corea del Sur.
Una casa, destruida por los ataques de Corea del Norte a Corea del Sur.
EFE

Corea del Norte rechazó este jueves celebrar una reunión militar con el Comando de la ONU, al tiempo que responsabilizó a EEUU y a Corea del Sur del intercambio de disparos del martes, que ha incrementado la tensión en la península coreana.

El Comando de Naciones Unidas, liderado por EEUU y encargado de supervisar el armisticio con el que finalizó la Guerra de Corea (1950-53), propuso ayer a Pyongyang celebrar una reunión militar a nivel de generales para abordar el ataque norcoreano a la isla surcoreana de Yeonpyeong, que causó la muerte de dos militares y dos civiles.

Pero Corea del Norte rechazó hoy la propuesta al considerar que "aparentemente no ve beneficios prácticos en las conversaciones", informó un portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur citado por la agencia local Yonhap.

Nueva amenaza

Además, Corea del Norte volvió a amenazar con nuevos ataques a Corea del Sur y responsabilizó también a Estados Unidos del intercambio de disparos en la isla Yeonpyeong, habitada por civiles y ubicada en la tensa frontera del Mar Amarillo (Mar Occidental).

El Gobierno de Pyongyang aseguró que lanzará "sin dudar una segunda y una tercera ronda de poderosos ataques físicos en represalia", según un comunicado difundido por la agencia oficial norcoreana KCNA.

El régimen comunista de Kim Jong-il también indicó, sin dar detalles, que Estados Unidos, que tiene unos 28.500 soldados desplegados en Corea del Sur, "no puede evadir su responsabilidad por el intercambio de artillería".

Tras ese suceso, Estados Unidos y Corea del Sur anunciaron ayer maniobras militares en el Mar Amarillo desde este domingo hasta el miércoles con la participación del portaaviones nuclear estadounidense George Washington.

China y Rusia

Las autoridades de Corea del Sur consideran "vital" el apoyo de China y Rusia para responder a Corea del Norte. El ministro surcoreano de Asuntos Exteriores, Kim Sung-hwan, manifestó que Seúl hará todo lo posible para recabar el respaldo de Moscú y Pekín a la hora de tomar medidas contra el régimen comunista norcoreano, informó la agencia local Yonhap.

Tanto Rusia como China son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU con derecho a veto y mantienen con Corea del Norte relaciones más estrechas que el resto de la comunidad internacional.

Pekín, en concreto, es el mayor aliado político y económico de Pyongyang, y hasta ahora ha evitado condenar abiertamente el ataque del martes en Yeonpyeong.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento