El clérigo Abu Hamza, culpable de incitar al asesinato
Reuters Reuters

Hamza al Masri, de origen egipcio, fue también condenado por alertar el odio entre razas y poseer un libro 'de uso para los terroristas' y podría ir a la cárcel de por vida.

Los cargos de incitación al asesinato tienen su origen en los sermones que pronunció a sus seguidores principalmente a finales de los 90, cuando la mezquita de Finsbury Park, en el norte de Londres, fue considerada un semillero del radicalismo, atrayendo a seguidores de toda Europa.

Entre los que oraron allí se encuentra Richard Reid, que intentó volar un avión de pasajeros sobre el Atlántico, y Zacarias Mousaoui, que ahora se enfrenta a la pena de muerte tras declararse culpable de cargos de conspiración relacionados con los atentados del 11 de septiembre.

Hamza, que perdió ambas manos y un ojo en Afganistán, es buscado por Estados Unidos por cargos de intentar establecer un 'campamento de entrenamiento terrorista' en el estado de Oregón.

La mezquita de Finsbury Park ayudó a que la capital británica obtuviera el apodo de 'Londonistán' entre los servicios de seguridad europeos que creían que Reino Unido era demasiado tolerante con los clérigos musulmanes extremistas.

/Por Michael Holden/