Disparos de artillería norcoreanos en la isla de Yeongpyeong
Disparos de artillería norcoreanos en la isla de Yeongpyeong en la zona fronteriza del Mar Amarillo. EFE

Dos marines surcoreanos murieron este martes en el ataque norcoreano con fuego de artillería a una isla de Corea del Sur, según confirmaron fuentes militares surcoreanas a la agencia local Yonhap.

Por el momento, la agencia surcoreana ha confirmado dos víctimas mortales, aunque hay trece militares y cuatro civiles heridos de diversa consideración, algunos en estado grave.

Corea del Norte realizó este martes una serie de disparos de artillería en su costa occidental hacia territorio surcoreano en la zona fronteriza del Mar Amarillo, que provocaron el incendio de entre 60 y 70 edificios, según informó la agencia surcoreana.

Yeongpyeong está cerca de la línea que divide las aguas de ambos países en el Mar AmarilloSegún fuentes militares surcoreanas consultadas por Yonhap, Corea del Norte disparó varias decenas de rondas de fuego artillero sobre las 14.24 hora local (06.24 hora española) que impactaron en aguas de Corea del Sur y en la isla surcoreana de Yeongpyeong.

El Ejército surcoreano ha respondido con otra ronda de disparos y con el despliegue de cazas de combate de combate F-15 Y F-16. Además, han activado el estado máximo de alerta en tiempos de paz, según el portavoz del Estado Mayor del Ejército surcoreano, lo que supone el mayor nivel de alerta desde el final de la guerra de Corea, en 1953.

La isla surcoreana de Yeongpyeong esta muy cercana a la línea que divide las aguas de Corea del Sur y Corea del Norte en el Mar Amarillo, pero, inusualmente, esta vez ha sido alcanzada por fuego norcoreano, por lo que el Ejército está intentando aclarar si ha habido víctimas civiles.

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, ha pedido contención tras los acontecimientos, aunque desde Seúl ya se califica el ataque norcoreano como una "clara provocación militar". Las autoridades surcoreanas han señalado además, que en caso de que se produzca otra provocación similar, habrá "una dura represalia" por parte de Seúl.

Maniobras rutinarias

Los disparos norcoreanos coinciden con maniobras rutinarias de las Fuerzas Armadas surcoreanas en aguas cercanas a esa isla y con el aumento de las críticas hacia Pyongyang ante la posibilidad de que haya ampliado su programa nuclear con el enriquecimiento de uranio.

El aumento de la tensión con este incidente ha llevado al Gobierno de Seúl a considerar la evacuación de sus nacionales de la zona industrial conjunta de Kaesong (Corea del Norte), en lo que parece ser el ataque más grave desde el hundimiento en marzo de la corbeta surcoreana Cheonana, en el que murieron 46 tripulantes.