Son las 10.00 horas. Las 28 familias que viven en el Centro de Atención, Recuperación y Reinserción de Mujeres Maltratadas han pasado la noche en vela. La última interna que ingresó está a punto de dar a luz, y todas esperan con ilusión el nacimiento del pequeño. "Está todo preparado para ir al hospital en cualquier momento", explica a 20minutos Mari Fe Paz, la directora técnica del centro.

El objetivo es también recuperar a esa mujer que era antes de que le arrebataran la voluntad Pronto el ambiente cambia por completo. Las mujeres corren a sus habitaciones al vernos entrar por la puerta y sólo un grupo se queda para saludar. "Llevan poco tiempo y aún tienen miedo de los hombres", explica una de ellas. Otra recuerda que también es la hora de las terapias y "hay que ser puntual porque son muchas".

La directora interrumpe la conversación para recordarnos que no podemos revelar información personal de las internas ni de la dirección de la residencia. Las vidas de estas 28 mujeres y de sus hijos corren peligro. "No sería la primera vez que por un descuido los agresores han dado con ellas y han intentado entrar a la fuerza", cuenta Mari Fe.

Muchas mujeres llegan pensando que no valen nada Mientras nos invitan a un café, en la primera planta las especialistas (psicóloga y educadora) reciben a las primeras internas de la mañana. "El centro no es sólo un refugio para salvar la vida. El objetivo es ayudarlas para que superen el calvario por el que han pasado y recuperar a esa mujer que era antes de que le arrebataran la voluntad", cuenta Marta Ramos, la psicóloga del centro. Una tarea que suele durar entre un año y año y medio, dependiendo del grado de maltrato que hayan sufrido. "Muchas de ellas llegan pensando que no valen nada y hay que enseñarlas a mantener una relación de igual a igual con las personas", añade la experta.

Supervivientes

Una vez superado el trauma llega el momento de la reinserción. Muchas no han trabajado nunca fuera de casa y cuando se acabe la estancia se enfrentarán al mundo laboral. "Dejé de trabajar hace 33 años porque a mi ex no le gustaba. Tú me dirás cómo se me queda la cara cuando me piden el currículo", explica a sus 55 años, una de las internas. "Esta mujeres no tendrán muchos títulos pero saben hacer muchas cosas. Son unas supervivientes. Yo les ayudo a buscar trabajo, pero son ellas las que van a las entrevistas", cuenta Elisa García, la trabajadora social del centro.

La mayoría de los niños sufren estrés postraumático por lo que han vivido Salir al mercado laboral es uno de los últimos pasos que dan estas mujeres cuando logran superar sus duras vivencias. Lo primero que se hace es darles información y unas pautas básicas para ponerlas a salvo de sus agresores. "Les digo que no se puede revelar la dirección de centro a nadie, ni a sus familiares, y que no saquen dinero de un cajero cercano a la residencia, para evitar que den con ellas", explica Elisa. Después les tramitan los papeles para que reciban las ayudas a las que tienen derecho. En el centro también reciben ayuda jurídica.

Suena el timbre. Es la hora de comer y los niños llegan al centro desde el colegio. Las madres se vuelcan en su cuidado. Luego llega la hora del descanso y la siesta. Ya por la tarde, los más pequeños juegan en la guardería y los niños más mayores estudian y realizan sus deberes. Antes también recibían terapia, pero como ahora se exige que los padres sepan dónde la reciben, se ha dejado de hacer para que no den con ellos. "Es una pena porque la mayoría sufren estrés postraumático por lo que han vivido", cuenta Mari Fe.

Sobre las ocho bajan a cenar y charlan un rato en el salón. También distribuyen las tareas de limpieza para el día siguiente. "Organizar a una gran familia lleva mucho trabajo", cuenta una de las encargadas. Como ellas, miles de mujeres víctimas de violencia machista ingresan cada año en los más de 300 centros de acogida y casas tuteladas que hay en España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Encuesta

¿Qué término te parece más idóneo para definir la violencia contra las mujeres?

Violencia de género
25,04 % (495 votos)
Violencia machista
34,55 % (683 votos)
Violencia sexista
9,36 % (185 votos)
Violencia doméstica
16,14 % (319 votos)
Violencia familiar
14,92 % (295 votos)