Los ministros de finanzas de la UE activan el rescate financiero para Irlanda
Lenihan no ha querido desvelar el importe que Dublín pedirá a la UE. ARCHIVO

El Gobierno irlandés aceptó este domingo el plan de rescate de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que obligará a este país a acometer una profunda reestructuración de su sistema bancario y de su política presupuestaria.  Así lo afirmó el primer ministro irlandés, Brian Cowen, tras confirmar que, a petición de su Gobierno, los ministros europeos de Finanzas acordaron este domingo la activación del mecanismo financiero de ayuda de Irlanda por un montante "inferior a los 100.000 millones de euros".

El Gobierno celebra el acuerdo alcanzado en la reunión del Eurogrupo

La cifra es bastante superior a las previsiones del titular de Finanzas, Brian Leniha, quien confiaba en que el plan de rescate no superase los "70.000 u 80.000 millones de euros". El Taoiseach (primer ministro irlandés) dijo que el Ejecutivo abre ahora otra ronda de negociaciones con las autoridades competentes para determinar los detalles y condiciones del rescate, cuyos fondos irán destinados, por un lado, a corregir la política presupuestaria del Estado irlandés y, por otro, a sanear su sistema bancario.

De hecho, Cowen evitó hablar de cifras o requisitos concretos, pero desde Dublín y Bruselas se espera que el anuncio sea suficiente para generar confianza en los mercados internacionales cuando éstos abran este lunes. Los inversores extranjeros saben que Irlanda dispondrá durante los próximos tres años de una "caja de ahorros" o "fondo de contingencia" al que acudir en caso de emergencia, según las palabras usadas por Lenihan para describir al plan de rescate.

"El Gobierno celebra el acuerdo alcanzado en la reunión del Eurogrupo, en el que se establece que la oferta de ayuda a Irlanda es crucial para salvaguardar la estabilidad de la UE y de la zona euro", dijo Cowen. El fondo de rescate, cuyo vencimiento se ha fijado en 2013, será financiado mediante el mecanismo de asistencia del presupuesto comunitario, la Facilidad de estabilidad financiera creada en julio pasado y el FMI. Anunció, además, que el tamaño de su sistema bancario se reducirá significativamente como parte del plan de reestructuración previsto en el fondo de rescate de UE y el Fondo Monetario Internacional FMI.

En los próximos días se concretarán los detalles de esta ayuda financiera.

Segundo país rescatado en un año

Irlanda es el segundo estado de la zona euro que requiere la ayuda del resto de los socios para evitar la suspensión de pagos.

Irlanda se había resistido al rescate para no perder soberanía fiscalDublín se había resistido hasta ahora a aceptar la ayuda de la UE para no perder soberanía fiscal. Las autoridades irlandesas rechazan aumentar su impuesto de sociedades del 12,5%, uno de los más bajos de la UE, y que ha utilizado para atraer a las multinacionales a su territorio. Francia, Alemania o Austria han sugerido que este tipo debería incrementarse, pero han aclarado que no lo exigirán como condición para el rescate.

En mayo pasado, por primera vez en la historia de la unión monetaria europea, los socios tuvieron que improvisar un paquete financiero para Grecia por valor de 110.000 millones de euros, para un período de tres años, ante la imposibilidad de ese país de financiarse a precios razonables en el mercado.

"No hay posibilidades de contagio"

El ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, añadió que confiaba en que la crisis de la deuda de Irlanda pueda ser contenida sin que se contagie a otros países de la eurozona como Portugal o España.

"Si encontramos la respuesta adecuada para el problema irlandés, entonces no habrá posibilidades de contagio", ha dicho.

¿Es Portugal el siguiente en la lista?

Según publica el diario portugués Público, diversos analistas consideran al país luso como el siguiente en la lista de estados que necesitan de un rescate financiero. Otros, asegura Público, recuerdan las diferencias entre Portugal e Irlanda y garantizan que los mercados percibirán esas diferencias.

Cavaco Silva apunta grandes diferencias con los dos países rescatados por la UEEl presidente de la República, Cavaco Silva, reafirmó este domingo que espera que "no sea necesario" pedir ayuda financiera externa, y explicó al presidente de EE UU, Barack Obama, que la situación del país "es muy diferente" de la de Irlanda y Grecia.

"No existe crisis alguna en nuestro sistema bancario, no tenemos una burbuja inmobiliaria y el nivel de endeudamiento público está en la media de la UE", afirmó Cavaco Silva, apuntando a las grandes diferencias con los dos países rescatados.

El presidente del Banco Europeo de Inversiones también salienta que la situación de Portugal es diferente de la irlandesa. Philippe Maystadt afirmó esta semana que "el problema irlandés es muy específico y está relacionado con su sistema bancario; Portugal tiene una situación totalmente diferente".