El presidente de CajaCanarias, Álvaro Arvelo, ha valorado positivamente la incorporación de Cajasol al Grupo Banca Cívica, "que nos sitúa como la décima entidad de crédito española y la sexta Caja de Ahorros y con ello alcanzamos una dimensión óptima dentro del actual contexto económico, ganamos en capacidad financiera y en eficiencia y ponemos las bases para garantizar la permanencia en el tiempo de un proyecto de primer nivel, comprometido con el desarrollo social y económico del Archipiélago Canario".

Arvelo, que ocupará la Vicepresidencia Primera del Grupo, ha añadido que la integración de la entidad andaluza viene a "sumar sinergias de costes e ingresos muy significativas, que aseguran un retorno adecuado de los apoyos del FROB, junto a una mayor capacidad financiera, crediticia y corporativa, de cara a poder materializar proyectos de calado no sólo nacional, sino también internacional, y en los que estén implicados tanto nuestra Caja como el tejido empresarial canario", informó CajaCanarias en un comunicado.

A juicio de este ejecutivo financiero, los puntos fuertes del acuerdo son "el propio modelo de banca cívica, el avanzado estado de integración del grupo, una sólida estructura de gobierno, potencial elevado de beneficios recurrentes, la calidad del activo y la reducida concentración de riesgos individuales, una liquidez razonable y una gran capacidad aumentar el alcance nacional".

El presidente de CajaCanarias ha puesto de relieve que el proyecto de Banca Cívica "abrió la primera ronda de integraciones entre las Cajas de Ahorros, que ahora cerramos iniciando un nuevo ciclo de integraciones dentro del sector".

Ha destacado también la importante presencia de esta entidad en el consejo de administración de Banca Cívica, con cuatro representantes, y el contexto en el que se ha desarrollado la operación. "Son tiempos —argumentó— de compartir esfuerzos y de profundizar en fórmulas y actuaciones novedosas y originales".

Álvaro Arvelo ha subrayado que las características del proyecto permanecen inalteradas con la presencia de Cajasol y que CajaCanarias "mantiene su marca en el archipiélago Canario, sus órganos de gobierno, la gestión comercial de la red minorista en estas Islas y la gestión de la Obra Social".

Mayor diversificación geográfica

En la misma línea, ha afirmado que "los objetivos siguen siendo los mismos: reforzar y garantizar la solvencia y la liquidez, ampliar la diversificación geográfica y de negocios, mejorar el perfil de riesgos y favorecer el acceso a los mercados financieros mayoristas para captar financiación".

"La presencia de Cajasol en el Grupo —prosiguió— ofrece un alcance geográfico mucho más amplio, facilita a los clientes establecer relaciones financieras en diferentes comunidades autónomas y posibilita realizar una mayor actividad financiera internacional de forma conjunta".

"Con este acuerdo —agregó— obtenemos importantes ventajas empresariales y de carácter social dentro de un modelo de integración fuerte, desde el que reforzamos nuestra identidad y nuestro compromiso con el desarrollo de nuestra tierra, seguros de que así aportaremos mayor valor, mucho más contenido a la sociedad canaria".

"Lo que de verdad determinará el porvenir del sistema financiero en España será la capacidad de las entidades de crédito para responder a los retos del escenario actual", ha concluido el presidente de CajaCanarias.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.