El portavoz en materia de industria del BNG, Henrique Viéitez, ha afirmado que "lo único que hizo" el Gobierno gallego con el nuevo concurso eólico "fue perder tiempo", pues "gran parte" de las empresas que han logrado megavatios en la resolución dada a conocer este viernes "son las mismas" que en el proceso iniciado por el bipartito.

En rueda de prensa, el diputado nacionalista ha hecho una primera evaluación del reparto y ha concluido que se confirma que el anterior concurso "no tenía ninguna tacha", pues han participado prácticamente

las mismas empresas en uno y otro concurso. "Lo único que hizo la Xunta, en definitiva, fue perder tiempo", ha criticado. Con esta "pérdida de año y medio", las empresas adjudicatarias en Galicia se colocan "a la cola" para la asignación de primas —las resoluciones siguen el orden de inscripción en el prerregistro—.

Además, ha hecho una alusión velada a Gas Natural Fenosa al censurar que "una de las mayores adjudicatarias se felicita por su reconocimiento". "Da la impresión de que la presión que dijeron que iban a hacer sobre el Gobierno gallego tuvo su efectividad", ha reprochado.

Viéitez ha advertido de que las inversiones previstas (6.000 millones de euros) dependerán de si las empresas ejecutan el plan industrial previsto u optan por la monetarización —aportar la cantidad que correspondería, en proporción, a los megavatios finalmente obtenidos—. En este segundo caso, "están obligadas a hacerlo efectivo —el pago— en el mes siguiente a que se pongan en marcha los parques eólicos", ha indicado, lo que retrasaría los ingresos a 2014 o, incluso, 2016.

En cuanto a la recaudación del canon, que la Xunta estima en 1.000 millones durante los 20 años de vida útil que suele tener un aerogenerador, el diputado del BNG ha subrayado que "no se recauda hasta que los aerogeneradores están instalados", es decir, "no va a ser hasta 2014", según ha dicho.

"no va a ser la locomotora"

Viéitez ha considerado también que el sector eólico "no va a ser la locomotora" de la economía gallega, pese a que "en un momento de crisis debía ser el motor del desarollo industrial" y compensar la caída de actividad en otros ámbitos e incluso los cierres de empresas. Asimismo, ha criticado que el concurso actual "consagra la expropiación forzosa" de los terrenos de los propietarios "por encima de su participación en los beneficios".

En este punto, ha comparado la actual convocatoria con la del bipartito para destacar que en el anterior "el terreno seguía en manos de los propietarios", que además tenían un porcentaje del 10% en los beneficios que se obtuviesen a través de la participación de la Xunta en los proyectos (el Gobierno gallego tenía el 14% por las cesiones de las empresas).

Esta parte del Gobierno gallego supondría, ha indicado, ingresar 30 millones de euros al año, de los que el 50% irían a la Xunta, el 40% a los ayuntamientos afectados por los parques o las líneas de evacuación de la energía y el 10% a los propietarios. "No es lo mismo participar de las migajas o de los beneficios residuales —en alusión al canon— que tener una parte de los beneficios", ha resaltado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.