Un total de 9.187 pequeñas y medianas empresas (pymes) malagueñas padecen actualmente morosidad y 79.343 se encuentran en riesgo de sufrir pérdidas por impagos.

Ello demuestra que el tejido empresarial de Málaga, conformado por alrededor de 92.800 empresas, "está sufriendo el retraso en los cobros de sus servicios, aunque va en la línea del dato de morosidad generalizado en Andalucía, que alcanza el 11 por ciento".

Estos datos han sido aportados en Expopyme 2010, celebrada en Sevilla, en la que ha tenido lugar una mesa redonda titulada 'Financiación de la pyme en tiempos difíciles: cómo negociar con la banca y la búsqueda de nuevos socios'.

En ella han participado los profesores de la Escuela de Organización Industrial José Luis Barbero y Antonio Fragero; el director comercial de Suraval, Ignacio Rodríguez; y el director de Área de Pymes de "la Caixa", Josep Parareda.

Durante la celebración de la misma, han indicado que, actualmente, las empresas se enfrentan a problemas de financiación por cuatro motivos principales: la escasez de recursos propios, los altos costes financieros, la escasa solvencia y una pobre cultura financiera.

Consulta aquí más noticias de Málaga.