El Govern ha considerado "prudente dilatar" unos meses la aplicación de la cogestión aeroportuaria en Baleares, tal y como lo planteó el Grupo Socialista en el Senado al oponerse a la moción del senador autonómico por Baleares Pere Sampol, que fue aprobada esta semana por esta Cámara, que insta al Gobierno a definir un modelo de cogestión para el archipiélago balear y canario antes de que finalice este año.

Al ser preguntado sobre esta cuestión tras el Consell de Govern, el conseller de Economía y Hacienda, Carles Manera, ha precisado que la decisión de dilatar durante unos meses -menos de un año- esta cuestión tiene como fin "dar mayor cobertura para que otras instituciones, como los Consells Insulares, puedan intervenir en la cogestión".

Asimismo, Manera ha apuntado que, de esta forma, se tiene en cuenta la presencia "notoria" de las instituciones insulares en todos los ámbitos, como marca el Estatuto de Autonomía balear que se encuentra en pleno desarrollo.

En referencia a la advertencia lanzada por los controladores aéreos al respecto del cierre de una parte del servicio en el aeropuerto de Son Sant Joan, a mediados del próximo mes, ya que por entonces habrán cumplido con las horas trabajadas por ley, el conseller ha remarcado que se estudiará si esto es una "amenaza" o un "elemento de negociación" por parte de este colectivo.

Finalmente, ha asegurado que el Gobierno será el que se encargue de esta cuestión, aunque el Ejecutivo balear les haga llegar sus opiniones al respecto. En este sentido, tanto Govern como Ejecutivo español trabajarán coordinadamente para evitar que este asunto tenga "trascendencias negativas", ha apostillado Manera.