Varios empresarios que trabajaron en la construcción del Centro de Salud de Molina de Aragón han lamentado este viernes que, después de 20 meses desde la finalización y de que se inauguraran estas instalaciones, "todavía no han cobrado ni un solo euro por los trabajos que realizaron".

Los empresarios afectados que han estado presentes —Begoña García Belenchón, Mariano Guillén y Pedro Pablo Sanz—, han estado acompañados en su comparecencia por la portavoz popular en las Cortes regionales y diputada autonómica, Ana Guarinos, y por el diputado provincial y portavoz popular en el Ayuntamiento de Molina de Aragón, Jesús Herranz.

Así, han querido dejar constancia "de la arbitrariedad, los desmanes y el engaño del que han sido objeto por parte del Gobierno que preside el socialista José María Barreda".

Según Ana Guarinos, "lamentablemente se trata de una historia en la que el Gobierno regional ha dejado abandonados a su suerte a un grupo de pequeños empresarios y autónomos que realizaron bien y a tiempo su trabajo, que cumplieron con sus obligaciones y que actuaron de buena fe para que el centro de salud pudiera abrir sus puertas".

En este sentido, la diputada regional se ha cuestionado "cómo es posible que Barreda ayude a determinados empresarios como los del Aeropuerto de Ciudad Real con avales de 140 millones de euros o que haya permitido que se regale el dinero de CCM, creando un agujero de 7.100 millones de euros, y sin embargo no sea capaz de pagar lo que debe, un total de 167.495 euros a los empresarios del Centro de Salud de Molina de Aragón". SUBCONTRATADOS

Los afectados pertenecen a un grupo de empresas con los que la empresa adjudicataria de las obras de construcción, Jesús Castilblanque e Hijos, S.A., subcontrató la ejecución de unidades de obra del centro de salud de Molina de Aragón.

Por su parte, los empresarios afectados han explicado que, pese a que se trata de una subcontrata, quien les debía haber pagado y quien mantiene deudas pendientes con ellos no es la empresa adjudicataria (que se encuentra actualmente en situación de concurso de acreedores), sino el Gobierno regional, ya que cuando comenzaron a detectar problemas de pago por parte de la empresa adjudicataria, la administración asumió con ellos el compromiso de pagar con cargo a los remanentes de presupuesto, emitiéndose transmisiones de derecho de cobro a favor de los empresarios que fueron tramitados con urgencia ante el SESCAM en marzo de 2009.

Desde entonces, se han mantenido diversas conversaciones con responsables del SESCAM, además de notificaciones y escritos varios para reclamar las cantidades adeudadas hasta que se les dijo que el expediente había sido conformado y trasladado a la oficina de tesorería, sin que hasta la fecha se haya producido el pago.

Los empresarios han manifestado su "malestar por el silencio que el Gobierno de Barreda ha mantenido, por la falta de información sobre el estado de la deuda que se mantiene con ellos y, sobre todo, por la falta de pago que les está llevando a una situación de asfixia económica de la que sólo el gobierno regional es responsable".

Los empresarios también han informado de la existencia de una reclamación ante la institución del Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha. Finalmente, los empresarios han exigido al Ejecutivo de Barreda y al SESCAM una solución a un problema "del que es responsable única y exclusivamente el Gobierno regional".