ELA ha solicitado la paralización del plan de reorganización de la atención sanitaria y la apertura de una negociación en el seno de la mesa sectorial, que aborde las necesidades de atención sanitaria los fines de semana.

Según el sindicado, el problema del empeoramiento de las condiciones de trabajo en los PAC es "consecuencia directa de la aplicación del plan de reorganización de la atención sanitaria los fines de semana", que ELA rechaza y cuestiona.

Por ello, ha señalado que "la solución de la situación pasa por negociar el plan en su conjunto, dejando sin efecto el actual.

ELA rechaza el plan de reorganización por "el empeoramiento de las condiciones de los trabajadores de los PAC, que han resultado ser los paganos de un desafortunado plan".

El sindicato ha advertido de que el plan "conlleva reducir el gasto público en sanidad; supone un empeoramiento del servicio, ya que se se suprime la pediatría; no se basa en un acuerdo; no supone ningún avance en los derechos de la plantilla y los de los PACs empeoran; y no responde a criterios de actividad asistencial".

Para ELA, es necesario realizar un Plan estratégico para la atención a la urgencia y emergencia en la Comunidad Autónoma Vasca, que se discuta y acuerde en el seno de la mesa sectorial.

El sindicato ha indicado que, "en vista del claro empeoramiento que la aplicación del plan ha supuesto en las condiciones de trabajo del personal de los PAC", se muestra dispuesto a ejercer de interlocutor de los trabajadoras de los PAC de cara a Osakidetza, para tratar dicha problemática concreta y "favorecer de, este modo, el fin del conflicto".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.