Los baleares dedican la mañana del domingo a las tareas del hogar, pasear y tomar el aperitivo, según el estudio 'Las mañanas del domingo de los baleares' elaborado por Quota Research para Cerveceros de España, que confirma también que quienes viven en las islas se levantan cerca de dos horas más tarde que entre semana, dedican más tiempo al desayuno, compran la prensa y practican deporte.

La mañana de domingo empieza para los baleares a las 08.51 como media, cuando el resto de días de la semana se levantan a las 07.14. A continuación pasan a tomar el desayuno, al que también dedican más tiempo. Si habitualmente lo toman en 17 minutos, los domingos le dedican 31. Además el 29 por ciento afirma que este día disfruta de un desayuno especial.

A continuación, un 38 por ciento dedica su tiempo a las tareas del hogar y después salen a dar un paseo (63 por ciento) aprovechando entonces para comprar el periódico (lo hace el 50 por ciento frente al 11 por ciento que va al quiosco el resto de la semana.

El 28 por ciento de los baleares opta por el aperitivo como una de las actividades favoritas, y con cerveza para el 57 por ciento, si bien la crisis económica ha repercutido en esta actividad de manera que el 40 por ciento toma el aperitivo menos que antes, fundamentalmente por la crisis. El resto de actividades pasan por practicar deporte (22 por ciento), sacar al perro (15 por ciento), montar en bici (8 por ciento), practicar hobbies (5 por ciento) o ir a un museo (3%).

Cerveza y patatas fritas

Además, un 57 por ciento de los baleares toma el apertivo con cerveza y un 30% opta por el vermut, por detrás están los refrescos de cola (29%), los zumos (24%), la tónica (15%), el vino (12%) y los combinados de té (12%).

Para acompañar el aperitivo, el 22 por ciento toma aceitunas, el 21 por ciento frutos secos, el 15 por ciento patatas fritas y un 6 por ciento patatas bravas. En cuanto a la compañía, los baleares se decantan en primer lugar por la pareja (55 por ciento), seguido de familiares (38 por ciento) y amigos (35%).

La mayor parte de los ciudadanos de las islas acuden, para el aperitivo, a los bares con terraza (cuando el tiempo lo permite). Por detrás, aparecen los bares tradicionales y las cafeterías. En estos establecimientos se suele estar entre una y dos horas, según el 67 por ciento de los encuestados y toman una media de 2 consumiciones.

El estudio ha observado que un gran número de personas ha cambiado sus hábitos respecto al aperitivo de los domingos en los últimos dos años; concretamente un 40 por ciento ha confirmado salir menos a tomar el aperitivo. De este porcentaje, algo más de la mitad (43 por ciento), asegura que este cambio se debe a la crisis económica; si bien, otras razones están relacionadas con los cambios de las situaciones personales, la compra de una casa o el aumento de la familia, entre otros motivos.