El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, ha señalado que "la única política de hechos consumados" es la "deslealtad" con la que actúa el delegado del Gobierno en la Comunitat, Ricardo Peralta, "en cuestiones que afectan a los intereses de esta Comunitat y de sus ciudadanos", según ha informado este viernes la Generalitat en un comunicado.

Castellano se ha pronunciado así en relación a las declaración de Ricardo Peralta, quien ha indicado que la Delegación del Gobierno de no designará representante en el Observatorio de la Seguridad Ciudadana en la Comunitat Valenciana, organismo impulsado por la Generalitat, para rechazar la "política de hechos consumados" del Consell.

En este sentido, el titular de Gobernación ha explicado que el hecho de que a Peralta "le sepa mal que la Generalitat y los ayuntamientos, como Estado que también son, se preocupen de la seguridad y quieran hacer un Observatorio para que participen, informen o propongan todas las administraciones, instituciones y sociedad civil demuestra el carácter poco democrático y leal que se le supone a un delegado del Gobierno".

Castellano ha comentado que "nadie le niega al Estado la competencia en materia de seguridad, pero la Generalitat está en su derecho de crear un órgano consultivo como éste para estudiar, analizar las problemáticas y preocupaciones de los ciudadanos de esta Comunitat en un tema tan sensible como la seguridad, porque también colabora con el Estado, al igual que los ayuntamientos en esta materia".

Al respecto, el conseller se ha mostrado "sorprendido" ante las declaraciones de Peralta y se ha preguntado "qué es lo que realmente le disgustado, ¿qué se hable de lealtad y de colaboración entre administraciones o que la Generalitat tome la iniciativa en estas cuestiones?".

"Porque el hecho que Peralta llame 'tontos o perversos' a la administración local o autonómica está fuera de lugar y califica a quien lo hace", ha añadido el conseller de Gobernación.

"Además —ha continuado—, el propio Decreto de creación del Observatorio habla de lealtad institucional y de coordinación entre administraciones, por lo que no se entiende la negativa del Delegado a participar ni que se haga el ofendido".

Según Serafín Castellano, "la Generalitat siempre le ha trasladado su preocupación en esta materia y también su disposición a colaborar para encontrar soluciones de manera leal y responsable. Su negativa solo pone al descubierto su verdadero talante en esta materia".

Consulta aquí más noticias de Valencia.