El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, hizo entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad al Instituto de Educación Secundaria Virgen de Candelaria, un galardón, concedido por acuerdo plenario, que fue recibido por el director del centro, Víctor González, en el transcurso de un acto institucional celebrado este jueves en el Salón Noble del Consistorio capitalino.

Además del IES Virgen de Candelaria recibieron distinciones el presidente de Conferencias de San Vicente de Paul, Rosendo Díaz; y el voluntario de Cruz Roja, Julio Miguel Martín.

"Con este acto el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife reconoce la labor y entrega de los galardonados para dar forma a una sociedad mejor y más justa", según dijo Miguel Zerolo. El regidor capitalino alabó especialmente la influencia decisiva del IES Virgen de Candelaria durante sus 66 años de existencia en pro de la hostelería y el turismo de la isla.

En el capítulo de intervenciones, el director del IES Virgen de Candelaria dio las gracias a la Corporación por la distinción recibida en nombre de la comunidad educativa del centro y realizó una reseña histórica del instituto, que inició su andadura docente como Taller-Escuela de Formación Profesional en 1944. Un año después se trasladó al edificio del antiguo mercado municipal o 'Recova Vieja', en la plaza de Isla de la Madera, y ya en 1963 se instaló en el actual emplazamiento, en la Carretera General del Rosario.

El director del centro destacó que un año después se crea la Escuela de Hostelería, "lo que constituyó un hecho de gran importancia que ha influido de forma decisiva en la formación y cualificación de todos aquellos jóvenes que se han sentido atraídos por el mundo de la Hostelería y el Turismo".

En 1970, se integró en el centro procedente de La Laguna, la Escuela Profesional "San Alberto Magno". Por esas fechas, pasó a denominarse Instituto de Formación Profesional Politécnico Virgen de la Candelaria. Posteriormente se integró en la red de centros dependientes del Ministerio de Educación y, por último, en la década de los 80, se transfiere a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Con la llegada de la LOGSE se convierte en Instituto de Enseñanza Secundaria.

Actualmente, el centro tiene una amplia oferta educativa que abarca toda la Enseñanza Secundaria Obligatoria, el Bachillerato en las modalidades de Humanidades y Ciencias Sociales y Ciencias y Tecnología y también un amplio abanico de posibilidades para elegir y estudiar Formación Profesional, tanto de Grado Medio como de Grado Superior y Programas de

Cualificación profesional inicial

"Cada día reciben formación en nuestras aulas y talleres 1.314 alumnos y alumnas. Son más de 60 años dedicados a la formación académica y profesional de un elevado número de jóvenes que, tras concluir sus estudios, se han ido integrando en el tejido empresarial y social de la isla y de Canarias, ocupando muchos de ellos puestos de responsabilidad", dijo.

"Nuestra lucha por mejorar el servicio que prestamos es continua. Para ello contamos con el esfuerzo y colaboración del profesorado, del personal de administración y servicios y de la asociación de padres y madres del centro. Sin ellos nada sería posible".

Desde el curso escolar 2005/06, el centro está inmerso en un Proyecto de Centros con Sistema de Gestión de la Calidad auspiciado por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, con el que ha conseguido la certificación ISO 9001:2008 en esquema Multisite y el Sello de Excelencia Europea EFQM + 300. "Es por ello que consideramos que, a pesar de las dificultades que el devenir diario nos presenta, debido, principalmente, a la zona desfavorecida socialmente en la que estamos ubicados, nos sentimos orgullosos del servicio que prestamos".

El director del centro finalizó su intervención trasladando al alcalde, en nombre del profesorado, personal de administración y servicios, asociación de padres y madres del centro y alumnado del IES Virgen de la Candelaria, "mi más sincera gratitud, extensible también a la corporación municipal que preside, por haber votado de forma unánime la propuesta de reconocimiento y distinción a nuestro centro, formulada en su momento por mi colega docente, excelente profesora de Filosofía y mejor persona, doña Inés Domínguez Correa, a la que aprovecho para decirle que le estaremos siempre agradecidos por haberse acordado de nosotros".

"Espero y deseo que podamos continuar desarrollando nuestra labor docente sin desmerecer nunca el honor concedido. En nombre de los que formamos la comunidad educativa del Instituto de Enseñanza Secundaria Virgen de la Candelaria, una vez más, muchas gracias", concluyó.