El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Fernando Bañolas, ha afirmado que no sólo no habrá menos médicos, sino que "está garantizada también la contratación de nuevos profesionales" y recuerda que cuando presentó los Presupuestos de su área para el 2011 habló de una partida de 3 millones de euros para contratar a los médicos internos residentes (MIR) que acaban su formación el próximo año y poner así en el sistema más especialistas en aquellas áreas que son deficitarias.

Bañolas, en un comunicado y en respuesta a las preocupaciones de los sindicatos, profesionales y usuarios de la medicina pública, ha incidido en que el mayor esfuerzo presupuestario del departamento que dirige, de cara al ejercicio de 2011, se hace en el Capítulo I (de Gastos de Personal), con una mínima reducción de un 1,93 por ciento, a fin de mantener todos los recursos humanos que sean necesarios (mediante sustituciones, programas especiales, incentivos, guardias, etcétera) y dar cobertura a la cartera de servicios vigente del Sistema Nacional de Salud, incluyendo al personal sanitario necesario que en junio de 2011 acaba el período de formación, cuya incorporación permitirá paliar el déficit actual de profesionales de la salud, por lo que "Sanidad es, de este modo, la única consejería del Gobierno de Canarias que realiza nuevas contrataciones", ha concluido.

Por ello, ha insistido en transmitir un mensaje de tranquilidad ya que, "a pesar de los recortes presupuestarios, el mantenimiento e incluso la mejora de la calidad asistencial de la Sanidad pública canaria van a ser su gran reto, y para conseguirlo se están dando ya grandes pasos".

Al respecto, Bañolas ha querido recordar que "todos sabíamos que el 2011 iba a ser un año complicado", puesto que se iba a contar con unos presupuestos con recortes importantes". A ello recordó que a nivel estatal, el Ministerio de Sanidad "recorta por primera vez en la historia sus presupuestos en un 8%, por lo que vengo repitiendo de forma reiterada que es el momento del diálogo y del consenso entre los que tenemos el deber de gestionar, los trabajadores del propio Servicio Canario de la Salud (SCS), los usuarios, las organizaciones sindicales, a fin de llegar a acuerdos". Asimismo, el consejero precisó que "a todos nos interesa, a mi en particular, que la calidad del servicio que reciben todos los canarios no se vean mermados ni un ápice".

El máximo dirigente de la Administración sanitaria canaria ha destacado que no le parece serio que se viertan afirmaciones tales como que se va a restringir en los hospitales cualquier tipo de servicio —comidas, uso de tecnologías, aire acondicionado o reducción de personal— "cuando no es así, pues el único capítulo que sufre el menor recorte es precisamente en el Capítulo 1 con un 1,93 por ciento, donde garantizamos el sueldo a todos" y reiteró que "garantizamos la mejor asistencia a todos los canarios, que es la que llevan recibiendo durante tantos años desde el SCS".

Bañolas ha concluido en que "es tiempo para el consenso y el diálogo, y no para saltar con consignas que solo alertan a la población cuando todos sabemos que no va a haber merma en los servicios que se prestan, tanto en asistencia hospitalaria como en Atención Primaria".