Gas Natural Fenosa, con 339 megavatios, y Norvento (en la que toma parte, indirectamente, Caixa Galicia), con 303, se alzan con las mayores adjudicaciones en el concurso eólico de la Xunta, que otorga potencia también a las cajas gallegas (se agrupan los dos proyectos, Galenova y Torre de Hércules, y obtienen 131) y a diversas empresas de la comunidad y da a Iberdrola dos megavatios, el menor reparto.

En rueda de prensa, el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, ha informado de la resolución del concurso, al que se ha referido como "el mayor plan industrial de la historia de Galicia", y ha explicado que las empresas deberán decidir en el plazo de un mes si llevan adelante los planes propuestos, si renuncian o si, en caso de que no hayan recibido todos los megavatios solicitados, monetarizan el proyecto —hacen una aportación equivalente a la potencia obtenida a un fondo de capital riesgo gestionado por la Xunta—.

Con los proyectos aceptados, ha indicado el conselleiro, las inversiones previstas se elevan a 5.953 millones de euros y los puestos de trabajo a 13.266, de los que 3.166 serían directos y vinculados a los planes industriales presentados y 8.000 se generarían de forma indirecta, con un "cálculo muy conservador". La ejecución de estos proyectos seguirá un cronograma que, en cualquier caso, debe culminar antes de que los parques entren en servicio. Los primeros empezarán a funcionar en el 2014.

De este modo, Fenosa Wind (marca con la que concurrió Gas Natural Fenosa) obtiene el mayor número de megavatios y se resarce del polémico reparto hecho en 2008 por el anterior gobierno de la Xunta —los representantes socialistas se levantaron de la mesa de valoración— y que fue echado abajo al apreciar "tachas de legalidad" y rehecho por el actual. En aquel momento, su asociación con Enel obtenía 15 megavatios.

También cambia el resultado para Norvento (de capital 100% Norvento, pero asociada con Caixa Galicia para el desarrollo de los parques), que logra 303, frente a los 193,8 del anterior proceso; para el proyecto del empresario Jacinto Rey —Enerxías Renovables de Galicia—, que tiene 29 de los 391 pedidos, frente a los 142 de concurso del bipartito; o para Manuel Jove, que quedó fuera en el reparto de hace dos años y accede ahora, a través de Sigenera, a 48 megavatios.

Sin embargo, en la zona baja del reparto destacan grandes grupos energéticos como Iberdrola, con dos megavatios (había pedido 460) y que se había quedado fuera del proceso iniciado por el bipartito; y la máxima productora portuguesa, EDP, que se hace con tres megavatios. Entre las propuestas que han quedado fuera, la presentada conjuntamente por E.ON y Banco Pastor, que aspiraba a 585 megavatios o la de Gamesa, que pedía 245.

En el tercer puesto de adjudicaciones aparece otra gallega, la coruñesa Estela Eólica (186 megavatios), seguida de Airosa Ventos (177). La italiana Enel, que controla Endesa, obtiene 138 megavatios y, a continuación aparecen agrupados los proyectos en los que las cajas gallegas —Caixa Galicia y Caixanova— tienen participación directa, Torre de Hércules y Galenova, que logran 131 megavatios.

Monetarización de los planes

Solo seis de las propuestas obtienen la potencia solicitada —Aventoa (6 megavatios), Breotecnia (9), Cogal (30), Energías de Rande (12), Renoveurysa (6) y Tiraventos (51)—, aunque la de Norvento se acerca al total —pidió 309 y tiene 303—. Para los casos de que las empresas no reciban toda la potencia a la que aspiraban la Xunta abre la posibilidad de, en lugar de desarrollar el plan industrial asociado, hagan una aportación "equivalente" a los megavatios obtenidos a un fondo de capital riesgo.

Este mecanismo permite "garantizar" las inversiones en Galicia, ha defendido Guerra, que ha afirmado que hay, no obstante, una "previsible vocación" empresarial de hacer los planes industriales propuestos. En caso de que haya renuncias, el Gobierno gallego dispone de una lista de suplentes para cubrir los huecos.

El conselleiro ha admitido que "puede haber recursos de enfado" por parte de las empresas descontentas con la distribución de los megavatios, pero ha argumentado que se trata de un proceso "objetivo" cuyo criterio "fundamental" es la "seguridad jurídica" y que las decisiones son "consecuencia" de los criterios establecidos en la orden que regula el concurso.

"Estoy seguro de que algunas empresas no están satisfechas", ha reiterado pero ha defendido que "es un concurso, no un reparto" y que ha funcionado "por méritos". "Ni el Gobierno ni el conselleiro deciden nada", ha proclamado.

Inversiones y empleo

Guerra ha asegurado que las decisiones "son en beneficio de los gallegos" y ha destacado que en el proceso participaron 91 empresas, que presentaron proyectos para 492 parques con 775 aerogeneradores. La potencia total solicitada fue 14.668 megavatios, con una inversión de y 11.068 millones de euros. Finalmente 37 proyectos se reparten los 2.325 megavatios en juego e invertirán casi 6.000 millones de euros.

La mayor parte de ese dinero se desembolsará en los propios parques (3.139 millones), mientras que los proyectos asociados llevarán 2.166, los de reactivación de los ayuntamientos afectados obtendrán 136, los de planes de ahorro de la Xunta 242 y los destinados a los propietarios de terrenos, 270. La ratio de inversión media por megavatio es de 2,56 millones.

Los puestos de empleo se crearán en su mayoría en procesos indirectos (8.000); mientras que 3.166 corresponden a empleos directos en los planes industriales asociados; 1.600 en construcción y explotación de parques y 500 en los planes tecnológicos. Por cada megavatio se generarán seis puestos de trabajo. El conselleiro ha reiterado que, a través del canon, el "retorno" será de 1.000 millones en los 20 años de vida útil de los aerogeneradores.

De este modo, ha defendido Guerra, Galicia cumplirá con el objetivo de tener 6.500 megavatios eólicos y buscará "recuperar el liderazgo" en este sector. Ha destacado que en la mesa de valoración sólo participaron miembros del Gobierno y ninguna empresa externa y "no hubo sectores enfrentados". El concurso se hizo "sin margen para la subjetividad", ha reiterado y ha indicado que, además, queda garantizado que quienes obtienen potencia cuentan con una posición financiera que garantiza que podrán llevar adelante los proyectos.

El resto del reparto

Vector Verde (en la que se asociaron Coren, Cupa y Ceferino Nogueira) podrá desarrollar 117 megavatios; Aldesa —filial del grupo constructor— tendrá 98; Puentengasa, 96; Kaekias Eólica, 75; Acciona, 52; Aerogeneración Galicia (51); Beltaine (51); Tiraventos (51); Sigenera —con la que participan FCC y el empresario Manuel Jove—, 48; Enebro, 45; Esus, 45; Terra do Vento, 39; Gestamp, 33; Cogal, 30.

Por su parte, el proyecto de Jacinto Rey, Enerxías Renovables de Galicia, obtiene 29 megavatios; Vento Continuo, 24; Fergo Galicia Vento, 22,5; Finsa, 21; Ferrolterra Renovables, 18; Vendavales Galaicos, 18; Galfor, 13,5; Energías de Rande, 12; Renovables San Martiño, 12; Breotecnia, 9; Aventoa, 6; Renoveurysa, 6; C.Eólicas, 3; la portuguesa EDP, 3; Nieblagen, 3 e Iberdrola Renovables, 2.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.